Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Royal Dutch Shell, el mayor operador de petróleo del mundo, ha vuelto a cargar petróleo en Libia por primera vez en cinco años durante este fin de semana, poniendo de manifiesto la vuelta de la nación a la OPEP.

La carga realizada el sábado fue de 600.000 barriles de crudo en el puerto de Zueitina. Un portavoz de Shell declinó hacer comentarios sobre el envío, pero dijo que Shell International Trading & Shipping “tiene una larga historia de comercialización de crudos libios. Damos la bienvenida a las nuevas oportunidades de negocio con la Corporación Nacional de Petróleo (NOC) de Libia”.

Libia atrajo este año como inversores a la empresa alemana Wintershall y a la rusa Rosneft en medio de señales de estabilidad de su industria petrolera después de años de guerra civil y división política. La nación está exenta de los recortes de producción acordados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y productores afines. La producción de crudo fue de 1,02 millones de barriles diarios en julio, el máximo en cuatro años, según datos recopilados por Bloomberg.

Libia no planea unirse a ningún acuerdo para frenar la producción hasta que alcance su objetivo de 1,25 millones de barriles diarios en diciembre y pueda mantener ese nivel, dijeron dos personas familiares en julio.

En 2005, Shell firmó un acuerdo de exploración en Libia y cinco años después dijo que el gas encontrado no estaba en condiciones para su comercialización. La producción y las exportaciones se derrumbaron después de la revuelta de 2011 contra el ex líder Moammar Al Gadafi. El país con las reservas de crudo más grandes de África bombeó hasta 1,78 millones de barriles diarios en 2008 y en 2011 bajó a tan sólo 45.000 barriles diarios, según datos de Bloomberg.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

2 + 9 =