Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Siemens Gamesa ha inaugurado oficialmente su nueva fábrica de palas en Tánger (Marruecos) en un evento presidido por el ministro marroquí de Industria, Inversión, Comercio y Economía Digital, Moulay Hafid El Alamy, y Markus Tacke, CEO de Siemens Gamesa, aunque lleva operando desde el pasado mes de abril

Esta planta -la primera fábrica de palas puesta en marcha por un fabricante de aerogeneradores en África y Oriente Medio-, con más de 37.500 metros cuadrados, está estratégicamente localizada en la zona industrial de “Tanger Automotive City”, aproximadamente a 35 kilómetros del puerto de Tánger Med, una ubicación clave entre Europa y África, y empleará a unos 600 trabajadores cualificados y unos 500 puestos indirectos.

Su objetivo es elaborar palas B63-10 para la plataforma SWT-DD-130 (con una potencia nominal de hasta 4,2 MW) destinadas tanto a proyectos locales como para su exportación a Oriente Medio, África o Europa. La planta está preparada para fabricar otros modelos de palas, de hasta 75 metros de longitud, utilizando los últimos avances tecnológicos.

Markus Tacke, CEO de Siemens Gamesa Renewable Energy, ha destacado la solidez del proyecto. “Esta fábrica es fundamental para nuestra compañía y responde a una sólida decisión de negocio. Invertimos donde vemos grandes oportunidades de negocio y aquí, en Marruecos, esas oportunidades son más fuertes que nunca. Además de Marruecos, la localización en Tánger nos ofrece un acceso directo a algunos de los mercados más importantes del futuro: Oriente Medio, Europa y la región mediterránea”, ha subrayado.

Por el momento la fábrica de Tánger no es una amenaza para las fábricas españolas, porque esta planta se monta por una concesión de 2.000 MW eólicos en Marruecos”, señalan fuentes sindicales, “probablemente también sea esta fábrica quien fabrique las palas de otros 2.000 MW que Siemens tiene proyectados en Egipto, lo que supondría trabajo como mínimo durante unos cinco o seis años, sin embargo, nos pone los pelos de punta que el CEO de Siemens Gamesa vea en esta fábrica una oportunidad para exportar a Europa y en concreto a la región mediterránea“.

Además de la fábrica, se ha creado un centro formativo de 3.500 metros cuadrados para facilitar la formación de los nuevos empleados, asegurando así la transferencia de las habilidades técnicas necesarias para contar con un proceso de fabricación optimizado.

La compañía responsable de la planificación, desarrollo y la gestión de la plataforma industrial del puerto de Tánger Med, TSMA (Tangier Med Special Agency), ha dado un gran apoyo a la realización de este proyecto. Fouad Brini, presidente de TMSA, ha señalado que “el proyecto de Siemens Gamesa confirma el atractivo de Tánger Med para las multinacionales. Estamos contentos con el valor único que aporta el puerto, combinando infraestructuras de calidad, que permiten una buena conexión con la zona industrial, cumpliendo así con las expectativas de Siemens Gamesa”.

“La demanda de electricidad en Marruecos se ha incrementado un 6,7% anualmente desde 2003 a 2013. La energía renovable resulta especialmente atractiva ya que ofrece un suministro seguro de electricidad, contribuyendo a la independencia energética del país. Nuestro compromiso con el gobierno de Marruecos es claro: trabajaremos juntos para resolver los retos energéticos de hoy y del futuro”, ha señalado Ricardo Chocarro, CEO del negocio Onshore en Siemens Gamesa.

Objetivos renovables de Marruecos

La nueva fábrica jugará un papel esencial a la hora de cumplir los objetivos de Marruecos en materia de energías renovables. El país tiene previsto que en el año 2030 el 52% de la energía producida se obtenga de fuentes renovables y que, de ese porcentaje, un 20% le corresponda a la energía eólica. El proyecto de 850 MW que construirá el consorcio formado por Siemens Gamesa, Nareva y ENEL representa un paso muy importante para alcanzar este objetivo.

Con una cuota de mercado del 72%, Siemens Gamesa ha desarrollado proyectos claves dentro del mercado eólico marroquí: Tarfaya (300 MW), Tangiers (140M W), Essaouira (60M W) y Haouma (50 MW). Además, la compañía es líder en el mercado africano, con más de 15 años de presencia en el continente y con una potencia instalada de 2,1 GW. Además de Marruecos, la compañía está presente en países como Argelia, Egipto, Sudáfrica, Túnez, Mauritania, Kenia y las Islas Mauricio.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

uno × cinco =