Sindicatos y patronales denuncian en el Congreso que las gasolineras desatendidas destruyen empleo

0
Gasolinera selfservice.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Los sindicatos UGT-FICA y CCOO, las patronales de estaciones de gasolineras CEES y Aevecar y la confederación de personas discapacitadas (Cocemfe) han presentado un estudio en la Comisión de Energía del Congreso de los Diputados en el que critican la falta de control de las conocidas como ‘gasolineras desatendidas’.

En concreto, las organizaciones han denunciado que estas gasolineras incumplen sistemáticamente numerosos aspectos de las normativas que se exigen a las estaciones de servicio tradicionales, entre ellos artículos específicos de las normativas en materia de seguridad de las instalaciones, consumo, transporte de mercancías peligrosas, seguridad pública, fiscal y de discriminación hacia las personas con discapacidades, entre otros.

Además, el estudio critica que pese a que las gasolineras desatendidas crecieron un 8,5% en el periodo que va de 2011 a 2016, pasando de 10.310 a 11.188, este incremento en los puntos de venta no se ha visto traducido en un crecimiento en el empleo del sector, que ha caído de los 54.800 empleos que había en 2014, a los 52.100 registrados en 2016, “lo que significa que cada nueva gasolinera desatendida abierta supone la destrucción de seis puestos de trabajo en el sector”, indicó UGT-Fica en un comunicado.

Así, UGT-FICA reivindica la necesidad de que la regulación de las estaciones de servicio desatendidas se efectúe desde el ámbito nacional mediante una ley específica.

Para el sindicato, la norma debería recoger necesariamente la obligatoriedad de que todas y cada una de las gasolineras en el país por motivos de seguridad cuenten con, al menos, una persona de servicio las 24 horas para atender al público, y especialmente a las personas discapacitadas.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

14 − 5 =