Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

SolarReserve, el desarrollador californiano especialista en torres de concentración de energía solar, fotovoltaica y almacenamiento de sal fundida, ha obtenido un contrato para suministrar al gobierno de Australia del Sur energía termosolar entre 7,5 y 7,8 centavos de dólar australiano por kilovatio hora (kWh).

El precio equivale a 5,2 céntimos de euro por kilovatio-hora – un precio más bajo que el proyectado proyecto de SolarReserve en Copiapó, Chile, que fue pujado a 5,36 céntimos /kWh a principios de este año. El proyecto Aurora en Australia del Sur cuenta con 8 horas de almacenamiento de sal fundida, mientras que el proyecto Copiapó en Chile cuenta con 13 horas de almacenamiento.

En los años desde que la energía fotovoltaica se convirtió en la tecnología solar más barata, los desarrolladores de energía solar concentrada (CSP) se han dado cuenta de que sus proyectos probablemente no pueden competir sin almacenamiento complementario. Como resultado, se han trasladado a mercados de todo el mundo con un conjunto muy específico de necesidades de despacho: Australia, Chile, China y Sudáfrica.

SolarReserve apunta a cada uno de esos mercados. En Chile, por ejemplo, la compañía está buscando suministrar electricidad las 24 horas del día a las operaciones mineras remotas que están pagando altos precios por la electricidad.

Australia del Sur, un estado con grandes cantidades de energía renovable y una red frágil propensa a apagones, es también un buen candidato para la CSP + almacenamiento. Debido a una serie de fallos en la red, Australia del Sur está buscando aumentar el suministro firme de energía renovable. Recientemente, el gobierno abrió ofertas para impulsar sus propias operaciones, en un esfuerzo por conseguir que un 25% de su electricidad se produzca con energías renovables distribuibles. SolarReserve ganó el contrato de suministro a 20 años, según un comunicado de la oficina del Primer Ministro Jay Weatherill.

El gobierno tiene una carga máxima de 125 megavatios; la capacidad máxima del proyecto Aurora es de 150 megavatios. Se espera que el proyecto genere 495 gigavatios-hora de electricidad al año, y suministre 1.100 megavatios-hora de almacenamiento. “La oferta de SolarReserve fue la opción de menor costo de las ofertas preseleccionadas, a un precio máximo de 78 dólares australianos (52 euros) / MWh”, según informó la oficina de Weatherill en un comunicado.

Si SolarReserve puede cumplir con los términos del contrato, el precio será competitivo con el de una nueva planta de gas natural de ciclo combinado en Australia del Sur. En 2025, la planta de SolarReserve batiría a las plantas de gas de ciclo combinado. Y no estaría solo. A mediados de la próxima década, es probable que las energías renovables sean más baratas para una variedad de necesidades de despacho en el sur de Australia.

A pesar de los desafíos de la gestión de la red, las energías renovables están creciendo rápidamente en Australia del Sur. El estado actualmente obtiene el 46% de su electricidad de fuentes renovables. Según Wood Mackenzie y GTM Research, la proporción de renovables en la red de Australia del Sur podría crecer hasta el 67% en 2025. Mientras tanto, las plantas de combustibles fósiles continúan cerrándose.

En consecuencia, existe una clara necesidad de almacenamiento para transferir la generación renovable a los picos de la tarde, al mismo tiempo que proporciona capacidades de respaldo y arranque de emergencia.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

20 − 15 =