Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Más de tres cuartas partes de las emisiones de gases de efecto invernadero, según el IPCC, proceden de las compañías del petróleo y gas, pero no todas son igual de sucias. Solo más de un tercio de éstas están vinculadas a ocho empresas: Saudi Aramco, Gazprom, National Iranian Oil, ExxonMobil, Pemex, BP, PetroChina y Royal Dutch Shell.

CDP (antes conocida como Carbon Disclosure Project), una organización independiente sin ánimo de lucro que nace de una iniciativa del sector financiero y que ofrece información para los inversores incorporando el cambio climático como un factor estratégico, ha recabado los datos históricos de las emisiones de CO2 de los 50 mayores productores de petróleo y gas del mundo. Y los datos son sorprendentes.

Una de las conclusiones es que este conjunto de datos pone de relieve el papel central que estas grandes compañías pueden desempeñar para conducir al planeta hacia una transición energética, desde los combustibles fósiles hasta una economía baja en carbono.

Otra es que la proporción de producción de gas está aumentando, pero la intensidad de emisiones del producto sigue siendo el doble de la cantidad necesaria para evitar un cambio climático peligroso. Y más aún. Más de la mitad de los gases de efecto invernadero emitidos por el petróleo y el gas desde la revolución industrial se han producido después de que el mundo reconoció oficialmente el cambio climático antropogénico.

Porcentaje de emisiones de gas y petróleo de las principales compañías del sector.
Porcentaje de emisiones de gas y petróleo de las principales compañías del sector.

Y a pesar de ello, la proporción de gas natural en la producción de hidrocarburos de las 50 empresas evaluadas ha ido aumentando lentamente en los últimos tiempos. Debido a que el gas natural es un combustible fósil más limpio que el petróleo, este aumento se ha equiparado a una reducción en la intensidad general de las emisiones del producto. Sin embargo, hay un largo camino por recorrer. La intensidad es aún más del doble que el escenario de la energía primaria de 2º de la AIE en 2050.

De las 50 empresas evaluadas, alrededor de la mitad están participadas por inversores privados y la mitad son entidades estatales.

Según el estudio, solo cinco compañías suman entre ellas más de un tercio de las emisiones de CO2 de todo lo que contaminan todas las compañías sector y dos de ellas, la rusa Gazprom y la árabe Aramco, suman más emisiones juntas que las ocho siguientes juntas.

Emisiones de CO2 de las 50 compañías petrolíferas.
Emisiones de CO2 de las 50 compañías petrolíferas.

A medida que avanzamos hacia 2050, las compañías de petróleo y gas tendrán que demostrar su diversificación en otras fuentes de energía primaria, como las renovables. El último Informe para inversores de CDP ‘In the Pipeline’ analizó qué compañías que cotizan en bolsa están mejor situadas para la transición y para minimizar el riesgo de carbono.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

siete + 7 =