Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La petrolera estatal noruega Statoil ha ganado el derecho a construir un parque eólico que ocupará una superficie superior a las 32.000 hectáreas en la costa de Nueva York por 42,5 millones de dólares.

15dec-wind-468mapLa subasta de la Oficina de Gestión de la Energía de los Océanos del Departamento de Interior de Estados Unidos era por un parque de 800 MW a 12 millas de la costa oeste de Long Island (ver gráfico a la izquierda). Un parque eólico que pueda competir en tamaño con los mayores parques eólicos marinos de Europa.

Había aproximadamente una docena de licitantes que estaban calificados para hacer una oferta, pero sólo seis participaron en la subasta. La licitación fue a través de 33 rondas antes de que Statoil salera victoriosa en última instancia.

La oferta de 42,5 millones de dólares de Statoil lógicamente no es el precio final, ya que la compañía noruega todavía tiene que superar varios estudios ambientales y de viabilidad, así como encontrar un comprador para la energía que producirá el parque.

El otro postor en las rondas finales fue la Autoridad de Investigación y Desarrollo de Energía del Estado de Nueva York (Nyserda), que esperaba rebajar el coste ganando superficie y agregando entonces un buen acuerdo de compra de energía (PPA). Pero la victoria de Statoil sugiere que un desarrollador individual puede hacerlo más barato que comprando el paquete conjunto al gobierno. El enfoque de Nyserda fue similar a la forma en que se trabajan las subastas de energía eólica marina en Europa.

“Estamos muy contentos de haber presentado la oferta más competitiva en un proyecto muy atractivo, primer contrato de alquiler de energía eólica marina de Statoil en EEUU”, dijo Irene Rummelhoff, vicepresidenta ejecutiva de New Energy Solutions de Statoil, en un comunicado. “Ahora esperamos con interés trabajar con las agencias del estado de Nueva York y contribuir a que Nueva York satisfaga sus necesidades futuras de energía mediante la aplicación de nuestra experiencia en alta mar y nuestros  conocimientos de ingeniería”.

Esa experiencia se basa en el creciente interés de Statoil por la eólica marina y, sobre todo, su larga trayectoria en plataformas marinas de petróleo y gas. La compañía está desarrollando un puñado de parques eólicos en la costa del Reino Unido y un parque eólico marino flotante con almacenamiento de energía.

Uno de los proyectos del Reino Unido es el Parque Eólico Dogger Bank,  que está a  más de 100 millas de la costa de Yorkshire y se espera que tenga una capacidad instalada de al menos 7 gigavatios de energía eólica, aunque potencialmente podría llegar hasta 13 gigavatios.

El entusiasmo y la aceptación del proyecto es fundamental no sólo para el estado de Nueva York y Statoil, sino también para la industria de la energía eólica marina más grande en Estados Unidos.  Europa cuenta con muchos gigavatios de energía eólica marina y algunos de los proyectos están llegando a generar energía a un precio inferior a los 100 dólares. En comparación,EEUU tiene un único parque eólico en alta mar fuera de Rhode Island, que está entregando 30 megavatios de energía a Block Island.

Nueva York, Massachusetts y otros estados, sin embargo, se están tomando cada vez más en serio la energía eólica marina. Massachusetts tiene una meta de 1,6 gigavatios de energía eólica marina para la próxima década y Nueva York tiene una meta de conseguir la mitad de su electricidad a partir de fuentes limpias de generación en 2030.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Ocho + 2 =