Subidón de Abengoa en bolsa tras aclarar sus estados financieros

1
Manuel Sánchez Ortega, consejero delegado de Abengoa. FOTO: EFE
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Las acciones de Abengoa han repuntado este lunes el 22,53% después de que el grupo de energía y medioambiente haya aclarado las dudas existentes sobre la clasificación contable de su deuda, una cuestión que había lastrado su cotización en los últimos días.

Los títulos de Abengoa “B” -los más líquidos, que cotizan en el Ibex 35- han cerrado la sesión en 1,84 euros, con lo que se recuperan desde los 1,5 euros con los que acabaron la pasada semana, tras ceder un 18% el jueves y un 37% el viernes.

Mientras tanto, las acciones de Abengoa “A” han subido un 20,31 %, hasta los 2,31 euros.

Abengoa mantiene dos tipos de acciones desde que, en septiembre de 2012, su junta modificó los estatutos para introducir un derecho de conversión que permite a los titulares de acciones clase A -con valor nominal de un euro y cien derechos de voto- transformarlos en títulos clase B -con valor nominal de un céntimo y un derecho de voto-.

La cotización de Abengoa sufrió una fuerte caída a finales de la pasada semana ante las dudas despertadas entre los inversores por la clasificación de parte de su deuda, una cuestión que ha sido aclarada hoy por el grupo.

La multinacional sevillana ha explicado que desde ahora distinguirá tres categorías de deuda en sus cuentas: deuda corporativa, deuda sin recurso en proceso y deuda sin recurso.

La deuda corporativa está destinada a inversiones y a propósitos corporativos generales y respaldada con garantías corporativas, mientras que la deuda sin recurso se utiliza para financiar proyectos a largo plazo y no está respaldada por garantías corporativas, sino por el propio proyecto.

La deuda sin recurso en proceso está destinada a servir de puente a la financiación a largo plazo sin recurso pero, a diferencia de esta última, está garantizada por la compañía, no por el proyecto.

A 30 de septiembre, Abengoa tenía 1.592 millones de euros en deuda sin recurso en proceso, clasificada bajo la categoría de deuda sin recurso, es decir, fuera de la partida de deuda corporativa a pesar de estar respaldada por la compañía, lo que generó dudas.

Según la información ofrecida por el grupo, la suma de las tres categorías de deuda ascendía al cierre de septiembre a 13.445 millones de euros en términos brutos y 9.022 millones en términos netos.

Abengoa ha señalado que mantiene su objetivo de reducir su endeudamiento corporativo neto a 2,1 veces el ebitda en 2014, e introduce un objetivo adicional de endeudamiento corporativo neto más deuda sin recurso en proceso de hasta 5 veces el ebitda en 2014 y hasta 4,5 veces el ebitda en 2015.

Ahorro Corporación ha calificado de “excesivo” el castigo que sufrió el viernes Abengoa pese a que considera que “es cierto que las prácticas contables (de la compañía) son las responsables de dichas dudas”.

A medida que consiga nuevos contratos, añaden, la acción podría rebotar, aunque “el importante montante de deuda va a seguir pesando”, en concreto los 1.592 millones que Abengoa no computaba hasta ahora como deuda corporativa al considerarlos crédito puente para iniciar sus proyectos.

De la misma manera, Citi ha considerado excesiva la “reacción” a esta cuestión y ha subrayado que con estas aclaraciones no ha aflorado “nueva deuda”, sino que la cuestión se refiere “simplemente” a su clasificación.

En cualquier caso, apunta que este debate, unido a la falta de unos datos consolidados de flujo de caja, ha “creado una tormenta perfecta de especulación sobre la situación financiera subyacente del grupo”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

dieciocho + Once =