Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La energía importa y cada vez más a las multinacionales de todo el mundo. Y entre ellas está Telefónica, quien por primera vez presenta ante la prensa un Informe Integrado de la compañía referido a 2016, que recoge los parámetros más relevantes, financieros y no financieros, de su estrategia global en todos los países en los que opera, así como los retos para 2017.

“El Informe Integrado tiene como objetivo recoger los resultados de nuestras acciones y los impactos que generan en la sociedad, los impactos sociales y los medioambientales, con una mirada a futuro”, ha señalado Elena Valderrábano, la directora de Ética Corporativa y Negocio Responsable de Telefónica, “hay una corriente de inversores, cada vez más fuerte, que quieren ver las estrategias a medio plazo de las empresas y prefieren informes anuales que además incorporen las macrotendencias globales, como el aumento de la población en las ciudades y la incidencia que puede tener y el aumento de edad de la pirámide demográfica, los conflictos migratorios, el reto del empleo con la robotización como cambio de paradigma, la sostenibilidad económica, los retos sanitarios y los retos ambientales, como son el cambio climático, el aumento de los residuos electrónicos y el agotamiento de los recursos naturales”.

Para Valderrábano, la Cuarta Revolución Industrial supone nuevos modelos de negocio donde “hay nuevos riesgos pero también nuevas oportunidades”, y todo ello bajo un paraguas de sociedad conectada, del Internet de las Cosas, con una consecuencia clara, el empoderamiento de los clientes, “que quieren algo y lo quieren ya”.

Por eso, Telefónica cuenta con un Panel Asesor de Negocio Responsable para elaborar los indicadores no financieros, entre los que se encuentra los medioambientales.

La huella de carbono que generan proviene principalmente de su Red, y supone 2.392 KtCO2 equivalente, lo que representa únicamente un 0,1% del total de las emisiones de los países en los que operan. En el informe también señalan que en 2016 se han propuesto nuevos objetivos de Energía y Cambio Climático a 2020 y 2030. La meta es alinear sus esfuerzos con el nivel de descarbonización requerido para limitar el calentamiento global por debajo de 2 °C y reducir por tanto un 30% sus emisiones de gases de efecto invernadero en 2020.

El Distrito C de Telefónica. FOTO: Telefónica.
El Distrito C de Telefónica. FOTO: Telefónica.

“En 2016, gracias a nuestro plan de Energía Renovable y a los proyectos de eficiencia energética implantados, hemos conseguido reducir nuestra huella de carbono un 26% (alcances 1+2) y un 22% si incluimos toda nuestra cadena de valor (alcances 1+2+3), y evitar además la emisión de 938 KtCO2, lo que equivale casi al 40% de nuestras emisiones totales”, señala el informe.

En sus objetivos, Telefónica apuesta por una Economía Verde, en la que se incluyen factores como la ecoeficiencia, la descarbonización y la economía circular. En 2016, la compañía asegura haber alcanzado todos los hitos que se habían propuesto, como alcanzar un consumo de energía renovable equivalente al 44% de su consumo eléctrico (en 2030 pretenden alcanzar el 100%), la reducción de energía y emisiones GEI, que el 90% de Telefónica cuente con Sistemas de Gestión Ambiental certificados conforme a la ISO 14001 o que hayan formado parte, por tercer año consecutivo, de la “Lista A” del Carbon Disclosure Project (CDP), entre otros.

Pero ambicionan más para los próximos tres años. Entre sus propósitos pretenden reducir, para 2020, en un 50% el consumo de energía por unidad de tráfico, desligar su crecimiento de negocio de las emisiones de GEI, un 30% en términos absolutos en 2020 y un 50% en 2030, ahorrar 90 millones de euros gracias a proyectos de eficiencia energética en los próximos 5 años, y apostar por las energías renovables, alcanzando el 50% del consumo eléctrico proveniente de fuentes renovables en 2020 y el 100% en 2030.

“Nuestro principal accionista, BlackRock, lo tiene claro, envía una carta todos los años a los CEO de las principales compañías donde les pide que se eliminen los resultados trimestrales y realicen informes con mayor proyección en el tiempo y que incluyan también los indicadores no financieros”, ha concluido Laura Abasolo, directora general de Planificación, Contabilidad y Control de Telefónica.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

15 − 9 =