Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La estadounidense Tesla y la surcoreana LG Chem dominarán el mercado de baterías de almacenamiento de Estados Unidos, que se espera que alcance un valor de 50.000 millones de dólares en 2020. Los analistas del banco de inversión Morgan Stanley sugieren que Tesla y LG Chem están mejor posicionados para hacerse con unas participaciones importantes en un mercado que, según predice, crecerá más rápido de lo que la mayoría espera.

Morgan Stanley dice que el mercado potencial de almacenamiento en EEUU es de 85 GWh, o alrededor de 30.000 millones de dólares. Pero si los reguladores se avienen y permiten competir en los mercados de energía desregulados, el pronóstico prácticamente se dobla hasta los 140GWh o más de 50.000 millones de dólares.

Los analistas predicen que Tesla y LG Chem probablemente se harán con el 30% del mercado cada una, aunque no se descarta que cualquiera de los dos pudiera lograr una participación del 50%. En el primer caso, depende del éxito de su ‘gigafactoría’; en el caso del segundo, exigiría  su propia estructura de fabricación en EEUU.

El mercado de los EEUU, sin embargo, será sólo una fracción del mercado mundial, que los analistas de Morgan Stanley esperan que sea de 7 a 8 veces más grande. Sólo el mercado chino de baterías de almacenamiento se espera que tenga el doble del tamaño que el de EEUU.

El informe Almacenamiento de energía: un disruptor minusvalorado, señala que el mercado estadounidense se centrará principalmente en el nivel de las utilities, donde las compañías eléctricas y los desarrolladores podrán apreciar el valor de proporcionar estabilidad a la red, tanto en los servicios auxiliares como para dar respuesta a las variaciones de la oferta y los picos de la demanda.

En las redes regionales, como la de California, con una fuerte dependencia del almacenamiento, es probable que sea un asunto difícil para los generadores de gas, que es improbable que sean capaces de competir en precio o flexibilidad. En algunos mercados, como el PJM, el almacenamiento ya cuenta con la mayor parte del mercado de estabilidad de la red.

Morgan Stanley no ve una gran demanda de baterías de almacenamiento en el mercado residencial debido a la forma en la que las tarifas solares se estructuran en la mayor parte de EEUU, donde los propietarios de sistemas solares residenciales consiguen el mismo precio al por menor para las exportaciones y no tienen ningún incentivo real para almacenar la energía en una batería para utilizarla después de la puesta de sol.

“Creemos que el almacenamiento de energía será desplegado principalmente por las eléctricas y no por los particulares y las empresas porque los “beneficios colectivos son mucho mayores que el beneficio que percibe un solo cliente”, escriben.

En cuanto a Tesla y LG Chem, Morgan Stanley dice que otros competidores tendrán dificultades para igualar las ventajas en tamaño y eficiencia en la fabricación de estos dos jugadores. Los analistas incluso sugieren que cualquiera de las dos podría hacerse con al menos un 10% -y un 30% como máximo- del mercado mundial.

El análisis supone un precio de venta medio del almacenamiento en baterías a partir de 250 dólares KWh, disminuyendo a un ritmo del 5% al año hasta llegar a los 150 dólares KWh en 2027.

 

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

2 Comentarios

  1. El almacenamiento de energía eléctrica disminuye nuestra de pendencia a corto plazo del proveedor de energía primaria, aunque seguiremos dependiendo de él, a medio y largo plazo. La solución a esta inestable situación está en independizarnos de los combustibles fósiles, pero para eso, tenemos que cambiar radicalmente el sistema de generación de energía. Quizás Nikola Tesla, nos marcó el camino.

Dejar respuesta

6 + 13 =