Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Como ya adelantamos a principios de este mes, Toyota ha cambiado de marcha y ahora apuesta por los coches eléctricos sin abandonar el desarrollo de la pila de combustible. Y con el fin de acelerar la llegada al mercado de sus coches eléctricos Toyota creará una sociedad de capital riesgo que actuará de forma independiente, utilizando los recursos tecnológicos y los conocimientos del Grupo.

A pesar de las reticencias de fabricante japonés respecto a la movilidad eléctrica basada en baterías finalmente parece que no dejará de lado esta posibilidad. Al anuncio de su primer vehículo eléctrico de largo alcance, disponible en 2020, se une la noticia de la información de que Toyota creará una sociedad de capital riesgo interna dedicada solamente al desarrollo de este tipo de vehículos.

La sociedad será una entidad virtual compuesta por cuatro personas representantes de Toyota Industries Corporation, Aisin Seiki Co., Denso Corporation y TMC. Se pondrá en marcha el próximo mes de diciembre y actuará de forma independiente del resto de las estructuras internas de Toyota.

Hasta ahora el fabricante japonés había apostado por los híbridos convencionales, además de un modelo enchufable, pero sobre todo su gran apuesta había ido dirigida hacia la pila de combustible. Esta última tecnología ha sido su apuesta de futuro por su autonomía y sus tiempos de repostaje.

Pero ahora, Según explica Toyota, los distintos problemas energéticos y de infraestructuras en todo el mundo, y el rápido endurecimiento de las normativas dirigidas al uso de vehículos sin emisiones, ha incrementado la necesidad de gamas de productos que puedan dar respuesta a situaciones diversas. Así, paralelamente a la promoción de los FCV, Toyota ha decidido crear una estructura que le permita comercializar vehículos eléctricos, como alternativa para alcanzar el objetivo de cero emisiones.

Para el desarrollo de los vehículos eléctricos de Toyota la sociedad aprovechará los conocimientos y los recursos tecnológicos del Grupo con el fin de acelerar la llegada de los coches al mercado: “Gracias a su estructura organizativa reducida, podrá implantar procesos de trabajo no convencionales, que darán lugar a un avance acelerado del proyecto y, con ello, a unos productos que llegarán más rápidamente al mercado”.

El presidente de Toyota, Akio Toyoda, recordó que, en los últimos años, la empresa ha tomado diferentes medidas como la creación del Toyota Research Institute, la transformación de Daihatsu en una filial de plena titularidad o los preparativos para crear una sociedad interna que se encargue de los vehículos compactos para mercados emergentes.

“La nueva estructura organizativa para los vehículos eléctricos forma parte de ese proceso. Como sociedad de capital riesgo que se va a especializar en este campo y va a afrontar su trabajo con la máxima diligencia, tengo la esperanza de que sirva como impulso para la innovación en las prácticas de Toyota y el grupo Toyota”, añadió.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

1 + 4 =