TransCanada solicita a Trump la aprobación del polémico oleoducto Keystone

0
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La compañía canadiense TransCanada ha solicitado un “permiso presidencial” al Departamento de Estado de EEUU para la aprobación del controvertido oleoducto Keystone XL, dos días después de que el presidente Donald Trump diese luz verde a la continuación del proyecto.

El oleoducto, rechazado por organizaciones medioambientales y grupos indígenas y bloqueado por el anterior presidente de EEUU, Barack Obama, tendrá capacidad para transportar 830.000 barriles de crudo bituminoso extraído de yacimientos en Canadá hasta refinerías situadas en el Golfo de México.

Este martes, Trump firmó una acción ejecutiva para autorizar la construcción de Keystone XL bajo la condición de que TransCanada esté dispuesta a renegociar “términos y condiciones” con la nueva administración estadounidense.

La medida invitaba a TransCanada a solicitar un permiso para completar la construcción del oleoducto. Trump se comprometió a tomar una decisión sobre el proyecto en un plazo de 60 días tras recibir la petición.

El presidente de TransCanada, Russ Girling, afirmó en un comunicado que “este proyecto de infraestructura financiado de forma privada ayudará a que Estados Unidos cumpla sus crecientes necesidades energéticas y creará decenas de miles de empleos con buenos salarios así como beneficios económicos en EEUU y Canadá”.

Girling añadió que Keystone XL “es una importante nueva pieza de moderna infraestructura de Estados Unidos que asegura el acceso a una abundante fuente de energía producida por un vecino que comparte el compromiso a un medio ambiente limpio y saludable”.

Grupos ecologistas y organizaciones indígenas se oponen a la construcción de Keystone XL, que una vez finalizado tendrá una longitud de 1.900 kilómetros, porque la capacidad de contaminar del petróleo pesado de las arenas bituminosas de la provincia de Alberta es muy superior al del crudo convencional.

Además, su producción genera un 17% más gases con efecto invernadero que la extracción convencional de crudo por lo que el expresidente Obama vetó su construcción como parte de la estrategia para reducir las emisiones de dióxido de carbono.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

dieciseis + catorce =