Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Bienvenidos a la nueva era de los fósiles. Por si fuese poco la elección de Scott Pruitt como nuevo director de la Agencia de Medio Ambiente de EEUU para aclarar a la opinión pública lo que piensa sobre el cambio climático o la política energética de Barack Obama, el presidente electo de EEUU, Donald Trump, acaba de reafirmarse en su apoyo a los combustibles fósiles. ¿Y cómo?

Rex W. Tillerson, máximo directivo de ExxonMobil, la petrolera más importante de los Estados Unidos, ha sido designado como el favorito del presidente electo del país, Donald Trump, para ocupar la secretaría del Estado,  según ha adelantado la NBC.

Tillerson, de 64 años y al frente de la Exxon desde el 2006, que se reunió con Trump en el edificio de la Quinta avenida donde vive el también magnate inmobiliario y ha establecido su centro de operaciones, ha sido “fuertemente recomendado” por líderes empresariales, asegura además el New York Times.

Se desconoce aún cuándo Trump anunciará su decisión de quién será finalmente su elegido entre su lista de opciones que también incluye a Mitt Romney, excandidato republicano a la presidencia en 2012 y duro crítico de Trump durante la campaña electoral, y al exembajador de EEUU ante la ONU, John Bolton, entre otros.

Destaca igualmente que el empresario tiene vasta experiencia trabajando con líderes de otros países y que esas relaciones, particularmente la que tiene con Rusia, será objeto de escrutinio ya que el cargo necesita la confirmación del Senado.

El exalcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, miembro del equipo de transición, también fue considerado por Trump pero el viernes se informó que prefería continuar trabajando en la empresa privada.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

15 − 11 =