UGT insta a la oposición a que obligue al PP a un cambio en la subasta de interrumpibilidad

0
Industria siderúrgica
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El secretario general de UGT de Asturias, Javier Fernández Lanero, ha considerado que el Gobierno de España no va a facilitar cambios en el modelo de subasta para el servicio de interrumpibilidad del suministro eléctrico para las empresas de alto consumo y ha pedido que sea la oposición la que tenga la iniciativa de forzar una alternativa.

“Si algo tenemos claro es que este Gobierno no va a rectificar absolutamente nada, lo único que hay que intentar es que los partidos políticos que están en la oposición se pongan de acuerdo para hacerle rectificar”, ha declarado Fernández Lanero, que participa en Avilés la Escuela de Verano de UGT.

El dirigente sindical hace notar el hecho de que el PP no tiene mayoría absoluta parlamentaria y, por lo tanto, “los grupos de la oposición tienen que dejarse de mirar cada uno para dentro y ponerse de acuerdo y mirar a ver cómo defienden los intereses de los demás y obligar al Gobierno a cambiar el sistema de subasta, que no ofrece ninguna solución”.

“No nos gusta el tema de la subasta porque necesitamos un sistema que garantice el suministro eléctrico durante mucho más tiempo, porque el coste de la electricidad para estas multinacionales es fundamental, ya que hacen inversiones para muchos años”, ha explicado el dirigente sindical.

Si las multinacionales como Alcoa, ArcelorMittal o AZSA no tienen una previsión a largo plazo del coste de la energía eléctrica, “es imposible programar inversiones que garantice su rentabilidad”.

En opinión de Fernández Lanero, si se quiere mantener a las multinacionales en la comarca “es necesario cambiar este sistema de subasta eléctrica”.

“Hay que evitar esta incertidumbre que, por una parte, es verdad que la provoca la subasta, pero las empresas lo aprovechan para buscar disculpas que justifiquen su continuidad en Asturias”, ha recalcado.

Con respecto al anunciado “otoño caliente” por parte de las principales centrales sindicales, Javier Fernández Lanero ha reconocido que es cierto que hay un problema con las infraestructuras en Asturias, “que muchas de ellas dependen del Estado”, y ha observado que “se ha vuelto a batir este año el récord en negativo, porque hay menos inversiones que nunca”.

El “otoño caliente” del que se habla viene también dado “por la estafa laboral a la que nos somete el Gobierno”, al iniciarse una etapa en la que las empresas empiezan a tener beneficios, pero los trabajadores no lo ven reflejado en sus salarios.

“No vamos a consentir que no se suba el salario a los trabajadores y como no cambie de la actitud la patronal, nos va a tener enfrente”, ha indicado.

El secretario general de UGT de Asturias se ha referido a la marcha prevista para el 30 de septiembre desde diferentes puntos de España para llegar a Madrid el 1 de octubre y reivindicar la suspensión de la reforma de las pensiones.

También está en ciernes otra campaña para que ningún trabajador cobre menos de 1.000 euros, “bien negociándolo con la patronal, o bien pactándolo convenio a convenio”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

seis − 5 =