Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Cada hora y dependiendo de las condiciones meteorológicas, cada país tiene un mix de generación eléctrica diferente. Ahora un mapa eléctrico virtual ofrece a los internatuas, la información, en tiempo real, de las emisiones de CO2 de la generación eléctrica de los países europeos, dibuja las corrientes de aire por todo el continente que alimentan los parques eólicos, sitúa la radiación solar en función de la nubosidad y la hora del día y mide el nivel de interconexión entre países.

Electricy Map es una iniciativa de la web Tomorrow.co y ha creado la posibilidad de visualizar en abierto de donde proviene la electricidad y cuánto CO2 se emitió para producirla en los países europeos. Además, trabaja en otros proyectos y contribuye al proyecto piloto SmartNet UE, cuyo objetivo es menos ambicioso: controlar la calefacción de las piscinas en las casas de verano con el fin de utilizar la electricidad renovables si se produce.

En el mapa se puede observar cuáles son los países más contaminantes en la generación de electricidad por un uso muy elevado de las centrales de carbón, siendo Polonia el que se colorea como el más ennegrecido de todos los países a lo largo de todas las horas del día, ya que las térmicas suponen cerca del 80% de la generación.

Le sigue muy de cerca Bulgaria, sin apenas presencia de renovables en su mix, República Checa y Alemania, que mejora sus emisiones de CO2 gracias principalmente a la generación eólica.

Entre las más verdes se sitúa la nuclearizada Francia, cuyas centrales aportan más del 75% de la electricidad que necesita, al igual que Suecia, que completa con eólica e hidráulica, y Noruega gracias a sus centrales hidroeléctricas.

En el caso de España, la participación de muchas tecnologías el mix es mayor en comparación con otros países, compitiendo casi en el mismo porcentaje la nuclear, el carbón, la eólica y el gas, especialmente en estos días del año.

El proyecto SmartNet UE surge de la necesidad de encontrar respuestas y proponer nuevas soluciones prácticas a la creciente integración de las fuentes de energía renovables en la red de transporte de energía eléctrica existente en Europa. Con ello pretenden demostrar que la (R)evolución tecnológica no sólo está afectando a la estructura de los mercados de la electricidad, sino también las interacciones entre la generación distribuida (GRD) y la red eléctrica nacional (GRT).

Como efecto de la creciente cantidad de generación producida por fuentes de energía renovables, con su patrón de intermitencia, y de los grandes cambios que afectan a la generación distribuida (como el almacenamiento local y las cargas flexibles), las redes futuras de distribución inyectarán una cantidad cada vez mayor de energía en el sistema eléctrico.

En el futuro, el proyecto ve necesaria una coordinación estricta en tiempo real entre los diferentes actores que intervienen en la prestación de servicios. La optimización de la interfaz entre los GRT y los GRD será un factor crucial para garantizar la consecución de un objetivo global de eficiencia en todo el continente europeo. Un paso más para la consecución exitosa de la Unión de la Energía Europea.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

1 Comentario

Dejar respuesta

tres × cinco =