Una comunidad aborigen australiana reducirá su dependencia del diésel con una planta solar de 1 MW

0
Las inundaciones del Daly River son algo cotidiano en el Territorio del Norte australiano.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Una remota comunidad aborigen al sur de Darwin, en el Territorio del Norte australiano, pronto será alimentada energéticamente por el sol, gracias a un sistema híbrido de generación solar y diésel, que se está construyendo como parte del SETuP Program (programa de instalaciones) del gobierno del Territorio.

El proyecto Daly River prevé la construcción de una instalación solar de 1 MW, que se espera que cubra el 100% de las necesidades energéticas de la comunidad local Nauiyu durante el día, relegando a los generadores diésel para uso exclusivo por la noche y como instalación de respaldo. La planta será realizada por la alemana Conergy y la australiana BMD Constructions, y su construcción se iniciará en breve.

Además de los beneficios ambientales, la adición de energía solar protegerá a la comunidad de su exposición a los aumentos de precios del diésel y la hará menos dependiente del transporte de combustible.

El SETuP Program, de cuatro años de duración y unas inversiones de 55 millones de dólares por parte del Gobierno y la Australian Renewable Energy Agency, tiene por objetivo reforzar las necesidades de producción de energía de las comunidades de zonas remotas mediante la integración de tecnologías avanzadas de energía solar y almacenamiento en la red local.

Nauiyu es una de las primeras comunidades en ser elegida para el programa, que está siendo desarrollado por la eléctrica local Power & Water Corporation.

Graeme Marshall, director del programa en Power & Water Corporation, dijo que la planta de Río Daly ya había sido objeto de un estudio de viabilidad como parte del proyecto de investigación optimización solar/diésel  Río Daly. “La comunidad es ideal para demostrar cómo los retos de diseño de la energía renovable pueden ser superados en un entorno remoto exigente”, dijo Marshall al portal autraliano de energía One Step Off the Grid.

Y añadió: “Estamos esperando a obtener información valiosa sobre cómo la integración de una solución híbrida de solar y diésel en la red puede ofrecer aún mayores ahorros de combustible a Río Daly en el futuro, así como a otras comunidades indígenas remotas”.

La ubicación remota del proyecto presenta numerosos desafíos, desde las condiciones geotécnicas rocosas del terreno, a las condiciones meteorológicas extremas, las inundaciones periódicas y la limitada logística en infraestructuras de transporte.

Pero estos retos no son nuevos para Conergy, que ya desarrolló y puso en marcha un sistema híbrido solar de 1 MW para alimentar de electricidad a varias comunidades en el Territorio del Norte en 2012.

Según Conergy, este proyecto ha contribuido a generar energía libre de emisiones durante los últimos cinco años y fue diseñado para proporcionar hasta un 30% de la demanda media de electricidad diaria de cada comunidad.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

uno × 3 =