Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Realizar una transición global hacia una red eléctrica 100% renovable ha sido durante mucho tiempo un sueño para muchos, pero un nuevo estudio de investigación publicado por la Universidad Tecnológica de Lappeenranta (LUT) y realizado en colaboración con el Energy Watch Group (EWG) ha demostrado que ya no es solo un sueño sino una realidad viable que, además, sería más rentable que el actual sistema dependiente de los combustibles fósiles.

La LUT ya ha publicado resultados que destacan los posibles casos de redes eléctricas 100% renovables de Rusia y Asia Central para 2030; de Sudamérica para 2030; de Irán y Medio Oriente para el 2030; India en 2050; y su mayor logro, un modelo exitoso de un sistema mundial de energía 100% renovable.

El nuevo estudio, sin embargo, argumenta que el 100% de electricidad renovable no es una mera posibilidad lejana, sino una realidad posible si se dan las condiciones políticas correctas.

Las tecnologías ya existen, según los autores del estudio, que afirman que el potencial de las tecnologías de energía renovable (incluido el almacenamiento) ya pueden generar energía suficiente y segura para cubrir toda la demanda mundial de electricidad en el año 2050.

Esto se traduciría en un coste nivelado de electricidad (LCOE) promedio global de electricidad 100% renovable en 2050 de 52 euros (60 dólares) / MWh, precio que incluye generación, almacenamiento, transporte, pérdidas y algunos costes de la red, en comparación con los 70 euros / MWh de 2015.

grafico-1

Una transición en esta línea reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero en el sector eléctrico a cero y reduciría drásticamente las pérdidas totales en la generación de energía. Finalmente, la transición daría lugar a 36 millones de empleos para 2050, 17 millones más que en la actualidad.

“Es posible una descarbonización completa del sistema eléctrico para el año 2050 con un coste del sistema menor que el actual basado en la tecnología disponible”, explicó Christian Breyer, autor principal del estudio, profesor de Economía Solar de la LUT y presidente del Consejo Científico de EWG. “La transición energética ya no es una cuestión de viabilidad técnica o viabilidad económica, sino de voluntad política”.

La transición estaría impulsada por la energía solar fotovoltaica y el almacenamiento en baterías; la energía solar fotovoltaica representaría el 69% del mix energético total en 2050, seguida de la eólica, con el 18%; la energía hidroeléctrica, con el 8%, y la bioenergía, con el 2%.

grafico-2-mix-por-fuentes

Las cifras son un poco diferentes para el horizonte 2030, en el que la energía eólica representa el 32% del mix energético global, pero después de 2030, el informe de la LUT espera que la energía solar sea más competitiva y aumente su participación del 37% en 2030 a alrededor del 69% en 2050. “No hay razón para invertir un dólar más en la producción de energía fósil o nuclear”, agregó el presidente del EWG, Hans-Josef Fell.

“La energía renovable proporciona un suministro de energía rentable. Todos los planes para una mayor expansión del carbón, la energía nuclear, el gas y el petróleo tienen que cesar. Se deben canalizar más inversiones en energías renovables y la infraestructura necesaria para el almacenamiento y las redes. Todo lo demás generará costes innecesarios y aumentará el calentamiento global”.

Datos claves

• El potencial de energía renovable de las tecnologías existentes, incluido el almacenamiento, puede generar energía suficiente y segura para cubrir toda la demanda mundial de electricidad en 2050. Se espera que la población mundial crezca de 7.300 a 9.700 millones. La demanda mundial de electricidad para el sector eléctrico aumentará de 24.310 TWh en 2015 a alrededor de 48.800 TWh en 2050.
• Los costes nivelados de la electricidad (LCOE) en media mundial para la electricidad 100% renovable en 2050 será de 52 euros / MWh (incluyendo pérdidas, almacenamiento y algunos costes de la red), en comparación con los 70 euros / MWh que costaba en 2015.
• Debido al rápido descenso de los costes, la energía solar fotovoltaica y el almacenamiento en baterías son los que soportarán en mayor medida el sistema eléctrico, llegando a suponer la energía solar fotovoltaica el 69%, la energía eólica el 18%, la energía hidroeléctrica el 8% y la bioenergía el 2% de la electricidad en 2050.
• La energía eólica aumenta al 32% para 2030. Más allá de 2030, la energía solar fotovoltaica se vuelve más competitiva. El porcentaje de suministro de energía solar fotovoltaica aumenta del 37% en 2030 a aproximadamente el 69% en 2050.
• Las baterías son la tecnología de soporte clave para la energía solar fotovoltaica. La producción de almacenamiento cubrirá el 31% de la demanda total en 2050, el 95% del cual estará cubierta solo por baterías. El almacenamiento en baterías proporcionará principalmente almacenamiento diurno, y el gas basado en energía renovable proporcionará el almacenamiento estacional.
• Las emisiones de gases de efecto invernadero se reducirán significativamente desde aproximadamente 11 Gt de CO2 en 2015 a cero emisiones en 2050 o antes.
• La transición energética global a un sistema eléctrico 100% renovable dará empleo a 36 millones de personas en 2050 en comparación con los 19 millones de empleos en el sistema eléctrico de 2015.
• Las pérdidas totales en un sistema eléctrico 100% renovable representarán alrededor del 26% de la demanda total de electricidad, en comparación con el sistema actual en el que se pierde alrededor del 58% del aporte de energía primaria.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

9 − 4 =