Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público ha suspendido cautelarmente el contrato de suministro del Ayuntamiento de Barcelona tras la petición de Endesa de paralizar el proceso.

El consistorio liderado por Ada Colau no ha cumplido con los requerimientos que le pidió este órgano independiente que vela por la transparencia en la contratación de la administración catalana.

El tribunal exigió al Ayuntamiento de la Ciudad Condal que alegara contra las medidas cautelares pedidas por Endesa que acusa al consistorio de caer en discriminación en la formalización del concurso público.

Por primera vez, un ayuntamiento exigía a las empresas privadas mediante una cláusula que costearan la pobreza energética de sus clientes. Las compañías ganadoras del contrato tienen la obligación de firmar, en un plazo de seis meses, un convenio de pobreza energética con el Ayuntamiento, siempre y cuando tuvieses clientes que fuesen consumidores vulnerables.

¿Dónde está la discriminación? Endesa entiende que esta medida solo le afecta a ella porque el resto de comercializadoras son de mercado libre y que ella como COR y distribuidora de la zona es la única que ofrece PVPC y por tanto es la única que tiene a los consumidores vulnerables entre sus clientes.

Así se lo hizo saber al Tribunal, que ahora le ha dado la razón. Fuentes del Ayuntamiento aseguran que van a recurrir esta decisión y esperan que el proceso de adjudicación se ponga en marcha lo antes posible, además de enviar los documentos exigidos por el tribunal.

Hasta ahora Endesa era el suministrador de este contrato que tiene un presupuesto de 65 millones y un valor estimado de 146 millones de euros teniendo en cuenta que es por 2 años. Tiene 3 lotes. Uno, el principal y más importante de todos, y los otros dos que son bastante más pequeños.

Fuentes cercanas al proceso señalan a este diario que el pasado viernes se abrieron las plicas para conocer las compañías que han optado al contrato, y entre las que no se encuentran Endesa y Gas Natural Fenosa, que lo recurrieron ante el tribunal.

Respecto al lote 1, que es el más importante de todos, solo una compañía ha conseguido superar los requisitos que impuso el Ayuntamiento de Barcelona. Por tanto, aunque no se haya adjudicado, esa empresa será la ganadora del mismo al ser la única que superó las peticiones. Fuentes del sector señalan que esa compañía podría ser Nexus Energía, que últimamente está pujando muy fuerte por hacerse con contratos públicos.

Además de Nexus, también están participando otras compañías como la cooperativa Som Energia o la comercializadora catalana Factor Energía.

Estaba previsto que este viernes se fueran a conocer las ofertas económicas. De momento, tras esta decisión se ha paralizado la adjudicación y el Tribunal tiene ahora tres meses para tomar una decisión. Es muy probable que no tarde tanto por la importancia del contrato.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

1 Comentario

  1. No se le puede exigir a la empresa que cargue con el costo que conlleva “acabar” con la pobreza energética. Máxime sabiendo que una gran parte de la factura energética se la llevan los impuestos. Este tipo de propuestas hay que negociarlas, no imponerlas.

Dejar respuesta

10 − 9 =