Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La Asamblea Nacional de Vietnam ha aprobado hace unos días una resolución sobre la suspensión del proyecto de construcción de la planta nuclear de Ninh Thuan, debido a la situación económica actual del país y de los costes de la tecnología de las centrales que, desde su aprobación, se han duplicado hasta alrededor de 18.000 millones de dólares, según informó  el ministro jefe de la Oficina gubernamental, Mai Tien Dung, en una rueda de prensa del gobierno efectuado en esta capital.

Además,  cuando el gobierno aprobó por primera vez los planes para las dos plantas, el crecimiento de la demanda anual de energía de Vietnam se proyectó en un 17-20%. Ahora, sin embargo, Duong Quang Thanh, presidente del estatal Vietnam Electricity Group,  ha dicho en declaraciones recientes a Deutsche Welle que el pronóstico de crecimiento anual entre 2016 y 2020 se ha reducido al 11% y al 7-8% para la década siguiente. Además, la energía nuclear “no puede competir económicamente con otras fuentes de energía”, dijo Thanh.

El proyecto, aprobado por el órgano legislativo el 25 de noviembre de 2009, incluye dos centrales: Ninh Thuan 1 y Ninh Thuan 2 con una capacidad diseñada de 2.000 MW cada una para generar electricidad para la red nacional, señaló el funcionario, y explicó que los preparativos para la construcción de las plantas fueron instruidos cuidadosamente por el gobierno, de acuerdo con la ley.

maqueta-del-proyecto-de-la-central-nuclear-ninh-thuan-1-en-vietnam
Maqueta del proyecto de la central nuclear Ninh Thuan 1 en Vietnam.

Sin embargo, el gobierno consideró que la actual situación económica del país no es favorable para que el proyecto siga adelante, ya que ha experimentado muchos cambios desde la aprobación del plan, mientras que la compra de electricidad de los países vecinos se incrementaría y el uso de las energías renovables, como la solar y la eólica, es prometedor y factible a medida que el costo de producción de esos tipos de energía se ha reducido significativamente.

En la actualidad, el país necesita grandes inversiones para modernizar la infraestructura al servicio del desarrollo socioeconómico, así como para solucionar los problemas causados por el cambio climático. Sobre la base del informe del Gobierno sobre el tema, la Asamblea Nacional emitió la resolución sobre el cese de la construcción de las dos centrales nucleares.

Según afirmó Tien Dung, la tecnología no es la razón detrás de la suspensión y enfatizó que las tecnologías de Rusia y Japón previstas para su uso son las más modernas y seguras.  Abundó que la decisión sobre la suspensión del proyecto fue considerada exhaustivamente, con alta responsabilidad por parte del Comité Central del Partido Comunista, el Gobierno y la Asamblea Nacional para asegurar el desarrollo sostenible del país. Expresó su esperanza de que la decisión reciba el respaldo de la población y entendimiento por parte de Rusia y Japón.

El cese de este programa no afectará al suministro de electricidad, ya que Vietnam puede utilizar otras fuentes como las energías térmica, renovable y la producida mediante el uso de gas natural licuado (GNL) o la compra de electricidad de países vecinos, especialmente de Laos, dijo Tien Dung.

Desde ahora hasta 2030, Vietnam considerará la sustitución de las plantas nucleares de Ninh Thuan por centrales térmicas que utilicen tecnologías avanzadas y amigables con el medio ambiente, y las con turbinas alimentadas por GNL, apuntó.

Agregó que en el período post 2030, se acelerará el desarrollo de energías renovables como la eólica y la solar, la implementación de medidas de eficiencia energética y la compra de electricidad de países vecinos.

Tien Dung subrayó que el gobierno promulgará medidas para aprovechar al máximo y con eficiencia las instalaciones ya construidas bajo el proyecto para servir al desarrollo socioeconómico local, mientras que las personas que están en formación en Rusia y Japón para el proyecto continuarán su estudio a fin de trabajar para la aplicación pacífica de la energía atómica y en las centrales térmicas.

Aunque los socios rusos y japoneses lamentaron la detención del proyecto, manifestaron su respeto a esa decisión. Los gobiernos de ambos países también quieren intensificar la cooperación con Vietnam en algunos aspectos de desarrollo de infraestructura para reemplazar la cooperación en este programa, dijo.

El gobierno vietnamita valora y reconoce la buena voluntad y la asistencia de los gobiernos ruso y nipón durante los preparativos para el proyecto y la cooperación efectiva de los socios directos como la rusa Rosatom y la japonesa JINED. Además, corroboró que Rusia y Japón siguen siendo los primeros y prioritarios socios en caso de que Vietnam construya centrales de energía nuclear en el futuro.

La suspensión del proyecto no afecta las relaciones de asociación estratégica integral con Rusia y los nexos de asociación estratégica profunda y amplia con Japón, reiteró Ninh Thuan, que prometió que el gobierno seguirá prestando atención al desarrollo socioeconómico del país.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

1 Comentario

  1. ¡Por supuesto, la energía nuclear puede competir económicamente con otras formas de energía! Sólo en su etapa inicial requiere grandes inversiones ya que en cuanto al uso es mucho más barata que otras fuentes. La energía nuclear servirá para ayudar a resolver los perjuicios asociados al cambio climático y Vietnam, como puede leerse en el artículo, sufre este problema. Sí es cierto, por desgracia, que el coste del proyecto se ha duplicado, pero eso es debido a los nuevos requisitos de seguridad e invertir en seguridad es algo que merece la pena. Seguro que el gobierno vietnamita reconsiderará la idea en el futuro…

Dejar respuesta

11 − 11 =