Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Tras realizar con éxito la colocación de una emisión de 50 millones de dólares, la compañía Windlab ha anunciado que iniciará la primera fase del Kennedy Energy Park, un proyecto híbrido de eólica, solar y almacenamiento que se construirá en el norte de Queensland y que cuando se termine contará con una capacidad de 1.200 MW.

La noticia supone la segunda ‘victoria’ de la energía eólica en esta misma semana. El mismo día en que Windlab revelaba el éxito de su colocación en bolsa, AGL Energy firmaba un contrato de compraventa de energía a largo plazo (PPA) por debajo de 40 euros / MWh para el parque Coopers Gap, de 453 MW, que se construirá también en Queensland para 2019.

La Fase 1 de Kennedy es una planta híbrida de eólica, solar y almacenamiento de 60MW ubicada cerca de Hughenden, en el extremo norte de Queensland, una ubicación elegida por su alto recurso eólico alto, ideal para la tecnología patentada Windlab.

“Hughenden disfruta de uno de los mejores recursos eólicos de Australia, ubicado en uno de los mejores recursos solares”, dijo el director del proyecto de Windlab, Geoff Burns. “Los recursos (eólica y solar) son altamente consistentes y complementarios; cuando el sol se pone el viento entra en acción y continúa hasta la mañana después de amanecer. Es esta característica única la que permitirá a Kennedy proporcionar un perfil de generación próxima a la carga base”.

La primera fase del proyecto, que pretende probar la eficacia de la solución eólica y solar costará alrededor de 80 millones de euros. Pero la compañía espera obtener apoyo para un despliegue mucho mayor que superará los 1.000MW de energía eólica y solar disponible para apagar el hambre de energía de la zona norte del estado. “Estamos encantados con el nivel de interés y apoyo que hemos recibido de los inversores”, dijo el presidente y CEO de Windlab, Roger Price. “Parece claro que los inversores entienden que la energía renovable se convertirá rápidamente en un componente muy importante de nuestro mix de generación eléctrica”.

Windlab dijo que las características de configuración, control y exportación de energía de Kennedy demostrarían muchas de las conclusiones y recomendaciones de la reciente revisión de Finkel, incluyendo la capacidad renovable despachable, la fiabilidad de red mejorada y la respuesta de frecuencia rápida y la inercia sintética.

Windlab identificó la ubicación en 2013 y junto con su socio de joint venture, Eurus Energy Holdings Corporation, ha asegurado todas las aprobaciones de desarrollo necesarias, y ahora el cierre financiero. La compañía espera que la primera fase del proyecto comience sus operaciones a finales de 2018.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

13 − 2 =