factura más cara de la UE