Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

En 2002, Dinamarca puso en marcha a escala comercial el primer parque eólico marino del mundo. Con una capacidad instalada de 160 megavatios (MW), el parque de Horns Rev preparó el escenario para que hubiese cada vez más parques y con las turbinas más grandes. A finales de 2015 había 13 gigavatios (GW) de capacidad instalada de energía eólica marina en el mundo. Mientras la mayoría de las plantas marinas se encuentran en Europa, la innovación están posicionando a esta tecnología como una de las generadoras líder mundial en el futuro.

Según el último informe de IRENA Perspectivas Innovación: la eólica offshore, la capacidad eólica marina podría crecer de los 13 GW que había en 2015 a nada más y nada menos que 400 GW en 2045. Un crecimiento exponencial, que muy pocas tecnologías podrían alcanzar.

innovación perspectivas a alta mar-viento-informe-mesaEl informe predice que la energía eólica en alta mar va a progresar más allá de las tecnologías de marcado carácter comercial de hoy en día, para convertirse en un componente importante de la matriz energética global durante las próximas tres décadas.

Los avances tecnológicos han reducido los costes y la expansión del mercado impulsado por la energía eólica. En tierra, la eólica ha llegado ahora a la competitividad de costes con otras tecnologías convencionales de generación de energía, y ahora se está prestando más atención a las aplicaciones en alta mar que puedan acceder a sitios con mejores recursos de vientos fuertes.

“La UE y sus objetivos de 2020 estimularon la innovación y la industrialización de la energía eólica marina, que han traído la tecnología cerca de competitividad con el carbón y el gas”, dijo Ulrik Stridbæk, director senior de Asuntos Regulatorios del Grupo DONG Energy y uno de los expertos que ha colaborado en el informe. Para 2030, se prevé que el mercado de la energía eólica marina alcance los 100 GW de capacidad instalada en todo el planeta.

El informe de IRENA detalla los acontecimientos que están marcando la energía eólica marina como una alternativa de energía competitiva, y permitirán su despliegue a gran escala durante las próximas tres décadas. Según el informe, la introducción de avances tecnológicos, tales como turbinas de próxima generación con rotores más grandes, y los avances en la transmisión eléctrica, serán significativos.

En cuanto a aerogeneradores, ahora mismo lo que hay en el mercado son turbinas eólicas offshore con una capacidad de 6 MW, con diámetros de rotor que llegan a alrededor de 150 metros, pero se espera que la evolución de la cuchilla y la tecnología de transmisión permitan que las turbinas sean más grandes, incluso con potencias superiores. El informe prevé la comercialización de turbinas de 10 MW en la década de 2020 y que en la década de 2030 se puedan ver turbinas de hasta 15 MW.

“Las bases flotantes para parques eólicos son una innovación radical que podría abrir nuevos mercados importantes en aguas profundas”, dice Francisco Boshell, un analista de energía renovable a IRENA. “Ya estamos viendo avances en esa zona, con varios proyectos piloto en curso. El primer parque eólico flotante del mundo, un parque eólico de 30 MW en Escocia, estará operativo en 2017, y se ubicará en el agua a más de 100 metros de profundidad”.

Pero lo más importante para que se produzca un cambio tan radical tiene sus respuesta en los costes y la curva de aprendizaje de la tecnología. La innovación, las características de los sitios disponibles, la escala del mercado, las estrategias de competencia y la caída del riesgo en la financiación, serán fundamentales para que se pronuncie una caída importante en los costes.

Así, se  espera que baje el coste nivelado medio de la electricidad de los parques eólicos en alta mar de los 170 dolares MWh actuales a unos 95 dólares MWh en 2030 y continúe hasta los 74 dólares MWh en 2045.

Esta impresionante evolución de los precios ya se ha podido ver en 2015 y 2016. Por poner un ejemplo, la oferta ganadora para las dos primeras fases del parque eólico marino Borssele en los Países Bajos fue de alrededor de 80 dólares MWh.

Con un escenario así, la eólica marina se convertirá en la verdadera rival de la fotovoltaica en las próximas décadas.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

2 Comentarios

  1. La Naturaleza está rebosante de energía; pero de energía que aunque en grandes cantidades y de manera ilimitada, por su carácter renovable, se manifiesta de ordinario con pequeña intensidad, esto es, campos de energía que contienen gran cantidad de masa energética, pero de pequeña diferencia de potencial entre ellos, esto es lo que encarece la obtención de energía de estas fuentes, y si somos realistas, debemos de entender , que lo que mueve al Mundo no es la energía sino la economía.

  2. Si mal no recuerdo, aunque por falta de tiempo no voy a buscar la fuente citada, ha fecha de 2017 en UK se han conseguido precios en la eólica marina de 100-110€/Mwh, nada de 170€.

Dejar respuesta

cinco × 2 =