Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La primavera californiana está dando una cosecha de energía renovable extraordinaria gracias, de una parte, a un invierno muy húmedo que está permitiendo que la generación hidroeléctrica alcance unos niveles de producción muy altos, y de otra, a un clima propicio para el crecimiento de la producción eólica y solar. En concreto, según un análisis de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos  (EIA), durante los primeros cuatro meses de 2017, la producción solar diaria promedio ha sido un 27% superior en California que en el mismo periodo de 2016.

La confluencia de estos factores ha hecho posible que el estado de California alcanzase un nuevo récord con energías renovables, cubriendo el 67% de la demanda eléctrica hace un par de semanas, tal y como puede observarse en este gráfico de la EIA realizado con datos de Bloomberg.

consumo-de-renovables-y-gas-en-2017-en-california

En buena lógica, a medida que la energía renovable ha ido estableciendo registros más altos, la necesidad y disponibilidad de gas en California ha ido disminuyendo, dando lugar a los niveles más bajos de consumo de gas natural para la generación de electricidad en cinco años, según  el análisis realizado por la propia EIA y que también queda reflejado en el gráfico (derecha). Y si California está usando menos gas, este podría llegar a ser muy necesario. Southern California Gas (SoCalGas) ha advertido que tiene “serias preocupaciones” sobre su capacidad para dar respuesta a  la demanda este verano.

Y es que la capacidad de extraer gas natural de los campos de almacenamiento en el sistema de SoCalGas sigue afectada por las restricciones operativas en el campo Aliso Canyon, una instalación de almacenamiento subterráneo de gas natural con una capacidad de 86.000 millones de pies cúbicos (BCF), equivalentes al 64% de la capacidad de almacenamiento total del SoCalGas.

Esta instalación todavía se está recuperando de la fuga que se detectó inicialmente a finales de octubre de 2015. Después de la filtración, los niveles de almacenamiento de gas natural de Aliso Canyon se redujeron en alrededor de 15.000 millones de pies cúbicos, y los inventarios totales, una vez sumadas todas las instalaciones de almacenamiento de SoCalGas,  permanecieron en cerca de 60.000 millones de pies cúbicos a lo largo de casi todo 2016 .

En junio del año pasado, la Comisión de Servicios Públicos de California (CPUC), autorizó a SoCalGas a retirar 15.000 millones de pies cúbicos de Aliso Canyon. Un total de 19.000 millones de pies cúbicos fueron retirados del sistema de SoCalGas desde noviembre de 2016 hasta finales de marzo de 2017. El pasado 16 de mayo, el inventario de SoCalGas se sitúa en 43.000 millones de pies cúbicos, tal y como puede verse en este otro gráfico de la EIA realizado a partir de datos de IHS Pointlogic.

grafico-2-inventarios-de-gas-natural-de-socalgas

La disponibilidad de gas natural en el sur de California tiene implicaciones para la generación de energía regional y las preocupaciones de SoCalGas parecen estar justificadas a la vista de que las previsiones meteorológicas para este verano anuncian un verano más caluroso de lo normal en California.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

4 + siete =