Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El estado de California ha generado durante unas horas la suficiente energía solar para satisfacer casi la mitad de las necesidades de electricidad del estado, de acuerdo con los datos del mayor operador de la red eléctrica estatal California ISO. A mediodía del viernes, la demanda alcanzó alrededor de 29 gigavatios (GW), mientras la energía solar estaba proporcionando casi 14 GW de generación, de los que 9 GW correspondían a plantas fotovoltaicas a gran escala y otros 5 GW a sistemas solares en los tejados de viviendas y empresas, y en cubiertas de estacionamientos de todo el estado. (Ver gráfico)

demanda-neta-de-california-al-mediodia-del-3-de-marzo

Las energías renovables están teniendo un gran momento. La energía solar es cada vez  más barata  (ver gráfico de costes) y está animando a los californianos a instalar paneles fotovoltaicos en sus hogares, negocios y lotes vacíos en todo el estado.

costes-de-la-solar

“Es notable que más de un tercio de la energía solar generada en California proviene de sistemas de tejados más pequeños, es decir, cientos de miles de propietarios de viviendas están cosechando los beneficios generados por el aprovechamiento del sol en lugar de las grandes compañías eléctricas del estado”, dijo Amit Ronen, director del GW Solar Institute.

Para ser justos, los números de California ISO se quedan un poco cortos. En primer lugar, porque California ISO puede ser el mayor operador de la red en California, pero no es el único operador de la red. Sus números no tienen en cuenta la demanda de energía o la generación solar en Los Ángeles o Sacramento, por ejemplo.

En segundo lugar, no hay datos en tiempo real de la generación solar en los tejados de California. Sabemos que California tiene alrededor de 5 GW de capacidad solar instalada en la azotea, lo que significa que, en un día despejado, los paneles podrían llegar a generar más de 5 GW, aunque en condiciones normales se genera un poco menos.

Sin embargo, aunque estas cifras son una aproximación, ilustran el increíble crecimiento de las energías renovables y también ponen de manifiesto el desafío central de la integración solar en la red eléctrica.

La línea de puntos azules representa la demanda estimada. La caída en forma de silla de montar en la línea es el efecto de los paneles solares en el tejado, que generan energía a nivel local y hacen caer la demanda. Después de la puesta de sol, alrededor de las 6 pm, la demanda se dispara de nuevo.

Sin embargo, la energía solar no está saliendo de los sistemas instalados en los tejados. También está siendo generada por las plantas a gran escala operadas por las eléctricas. Si se resta la electricidad generada por energía renovable a gran escala, se obtiene la demanda de potencia neta, representada por la línea verde. La línea verde muestra la cantidad de energía que las centrales eléctricas convencionales necesitan generar para mantener las luces encendidas en California. Esa enorme inmersión, y el posterior pico, forman lo que los frikis de la energía llaman la  curva de pato (ver siguiente gráfico).

grafico-curva-de-pato-california

Cada año, California genera más energía a partir del sol, lo que agrava al mediodía la inmersión de la demanda de energía neta. Esto es problemático, porque resulta caro subir la generación de energía de las centrales eléctricas de carbón y gas al atardecer. Afortunadamente, hay maneras de suavizar la curva de pato: la construcción de líneas de transmisión para llevar la energía solar a través de líneas estatales ampliaría la demanda; mediante la instalación de aparatos habilitados a la red que cambien la demanda al mediodía, o con el despliegue de almacenamiento en baterías, como el Tesla Powerwall, que puede almacenar el exceso de generación durante el día y descargarlo por completo en la noche.

“Todavía tenemos que realizar inversiones significativas en tecnologías de almacenamiento de energía que nos permitirán acumular energía solar cuando se está generando de forma que pueda ser utilizada siempre que lo necesitemos, incluso por la noche,” dijo Ronen.

El estado tiene el objetivo de generar el 50% de su energía a partir de de fuentes renovables para el año 2030. Como parte de ese esfuerzo, los legisladores están buscando formas de integrar mejor la energía solar en la red de energía para reducir los costes, mejorar el rendimiento y suavizar la curva de pato. En este sentido, California aprobó en septiembre cuatro proyectos de ley  para ampliar el uso de almacenamiento de energía.

El Tribunal Supremo Louis Brandeis de Estados Unidos describió una vez a los estados como laboratorios de la democracia. También son laboratorios para la innovación energética. A medida que el gobierno federal  se tambalea hacia atrás  en las energías renovables y el clima, California y otros estados progresistas siguen adelante, proporcionando un modelo para el resto del país.

En el caso de Texas, por ejemplo, que quiere aprovechar su abundante sol, California puede enseñarle cómo hacerlo.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

uno × uno =