Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Viven Francia y España una situación parecida, que no igual, con la energía nuclear. Ambos países tienen que decidir en los próximos meses o años qué hacer con las centrales nucleares. Muchas de ellas van a cumplir su ciclo de vida, de 40 años, pero se ha abierto la posibilidad de alargar la vida útil de los reactores hasta los 60 años. La diferencia no es poca cosa, un 50% más.

Tanto en Francia como en España las compañías eléctricas son las que quieren mantener abiertas las centrales y seguir produciendo energía. Las diferencias están en los gobiernos. Mientras Hollande ha aprobado una ley de transición energética en el que la nuclear irá perdiendo cada vez más peso del sistema eléctrico galo, en España, el PP apoya alargar la vida de los reactores. Eso sí, el resto de partidos no quieren la nuclear y prefieren el cierre paulatino de las centrales cuando vayan cumpliendo los 40.

Otra de las diferencias es cómo de serio se está tomando el asunto en cada país. Mientras que en España, los políticos y el CSN están a tortas, en Francia son más serios. Será cuestión de cultura. La nuclear es un tema muy serio y más cuando tienes 58 reactores como sucede en el país galo. En España hay siete reactores, y con Garoña serían ocho si se alarga la vida de la central. La diferencia es muy amplia.

Esa seriedad viene por ejemplo en ver cuánto va a costar mantener las nucleares durante 20 años más. El Tribunal de Cuentas de Francia ha hecho las cuentas, y ha dejado al Gobierno francés y a EDF helados. Según un informe que se ha conocido esta semana, alargar la vida de los 58 reactores cuesta ¡100.000 millones de euros! Ni más, ni menos.

Una cifra que no se lo esperaban. Mucho más de lo previsto por la eléctrica estatal francesa que había vaticinado unos costes de 50.000 millones de euros. Que tampoco está mal. Pero claro, ahora el coste se ha disparado al doble y deja en el aire la decisión de alargar la vida de la nuclear en Francia. Por muy nuclear y francesa que sea, que es mucho decir.

A la mayoría de los reactores le quedan entre cinco y diez años de vida para llegar a los 40. Si se tiene en cuenta que hay 58 reactores, la media sería de 1.725 millones de euros por cada uno, pero bueno, algunos saldrán más caros y otros menos.

Si esto se extrapola a los ocho reactores españoles, estamos hablando de un inversión de casi 14.000 millones de euros. Digamos que no es tanto. Pongámonos que cuesta unos 10.000 millones. ¿España está preparada para un gasto así? ¿Lo están las eléctricas? ¿Y los españoles? ¿Acabará en la tarifa eléctrica como siempre?

El caso es que en un época de debate de lo que hay que hacer con la energía nuclear, la sostenibilidad económica del sistema tiene que estar presente. Si lo es para regular el autoconsumo, también debe serlo para alargar la vida de las nucleares.

Pero, ¿es la mejor solución? Desde luego, que el análisis debe ser más amplio. ¿Cuánto cuesta cerrar las nucleares? El desmantelamiento de una central, además de ser un proceso largo, es muy costoso. Si no que se lo digan a los alemanes, que tras decidir cerrar paulatinamente sus reactores, ha elevado el coste de la electricidad hasta precios nunca vistos. También hay que contar las primas a las renovables en Alemania en ese incremento de las tarifas. Si no es la más cara de la UE, es la segunda.

Pero, ¿y construir nuevas centrales?, ¿es rentable? Si a los hechos nos acogemos, la nueva central nuclear de Hinkley Point en Reino Unido que quiere levantar la francesa EDF va a tener unos costes que hacen inviable el proyecto, incluso con las ayudas que recibiría.

El proyecto está en el aire, al igual que otros que se pretenden construir en la UE. Haciendo cuentas es lo que más cuesta, pero habría que ver si merece la pena construir nueva (que parece que no), alargar la vida en 20 años o desmantelar los reactores. Es el momento de abrir el debate. Ah y que no se olvide qué hacer con los residuos. Os dejo este artículo que pone los pelos de punta.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

6 Comentarios

    • Pero redondo de qué? las 58 centrales nucleares francesas producen el 80% de la energía del país. De verdad es caro desembolsar 100.000 M€ para mantener el 80% de la energía del país??? Cuanto costaría construir las instalaciones (fotovoltaica, hidráulica, eólica, etc.) para mantener la producción de energía del país vecino??

      El artículo, cuyo tema aplaudo porque en España parece un tabú…, es sesgado y pernicioso. Da cifras inexactas y parciales, no aportando soluciones ni comparativas reales con otras realidades del mundo, más allá de pinceladas sobre Alemania y Reino Unido.

      De artículo redondo, nada de nada. Interesante de leer por el tema que trata, nada más.

  1. Sois unos mentirosos, el precio de la electricidad alemana se ha disparado precisamente por dejar de producir electricidad barata con las nucleares y apostar por unas renovables que no sólo son carísimas, sino que además requieren de centrales de respaldo, que en este caso son de carbón y gas, por lo que ahora Alemania contamina más que nunca y es el país con la electricidad más cara del mundo.

    A la nuclear los progres le tenéis un ascazo tremendo porque es baratísima y compite con vuestro monopolio del petróleo, en manos de dictadores socialistas y jeques musulmanes, que son los que financian vuestras cadenas de propaganda. Lo de los 40 años de vida de las centrales nucleares no es más que la primera estimación que se hizo de su durabilidad. En este tiempo se ha visto que fue una primera estimación errónea y pueden aguantar mucho más tiempo, lo que hace a las centrales MUCHÍSIMO más rentables a largo plazo, y eso es lo que pone nervioso a los jetas de la Internacional Socialista, con muchísimos países cuya economía depende exclusivamente de la venta del petróleo y del gas, y cuando digo economía me refiero a la de los jerifaltes billonarios, que a su población la mantienen en la indigencia.

    Los sobrecostes mayúsculos de la energía nuclear que se anuncian ahora son sabotajes que los propios políticos están haciendo para justificar cerrarla y forrarse a manos llenas con el timo de las renovables. Cuando miras los presupuestos, te das cuenta de que le meten costes por poner, como si el desmantelamiento conllevara convertir la zona donde estuvo montada la central en un parque natural. La inmensa mayoría de los sobrecostes son debidos a retrasos y más retrasos burocráticos artificiales y absurdos, a retrasos en la entrega y de los materiales, y a obras mal hechas por falta de personal cualificado (al haber muerto de viejos los que tenían experiencia, y no haberse podido construir nuevas en 40 años por trabas políticas).

    Y si no se han construido nuevas centrales nucleares, con diseños que ahora son muchísimo más eficaces, eficientes, seguros, y productivos, es por la INSEGURIDAD política, a sabiendas de que los políticos progres no quieren más que quitárselas de enmedio para que no les pise el negociazo que tienen montado con el petróleo y el gas, y ahora también el pelotazo de las renovables.

    Vuestras mentiras calan en Europa porque habéis destruido la educación con vuestro adoctrinamiento y ahora la mayoría de la población es ignorante, sectaria y borrega, pero a gigantes como a China no la engañáis.

Dejar respuesta

8 + tres =