Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La canciller alemana Angela Merkel fue la maestra de ceremonias de la puesta de largo de la nueva ‘Gigafactoría’ de baterías para vehículos eléctricos del grupo Daimler Mercedes-Benz.

Se trata de la segunda fábrica de baterías que el grupo alemán va a poner en marcha. Esta vez, y no muy lejos de la primera, es en la localidad sajona de Kamenz.

La inversión de Daimler en esta nueva planta de baterías será de alrededor de 500 millones de euros.

Además de Merkel, acudieron al acto Stanislaw Tillich (Ministro Presidente de Sajonia), junto a Dieter Zetsche (Presidente de Daimler AG y Jefe de Mercedes-Benz Cars), Markus Schäfer Frank Deiss (Jefe de la Dirección de Producción de Motores y Gerente de Planta de Mercedes-Benz de Untertürkheim) y Frank Blome (Director General de Deutsche Accumotive). Entre todos, se encargaron de colocar la carcasa en una batería como símbolo de inauguración de la planta. Como si fuese el primera piedra.

“La industria del automóvil se enfrenta a una transformación fundamental y nos vemos como una gran fuerza impulsora detrás de este cambio”, dijo Dieter Zetsche en la inauguración. “La fábrica de baterías en Kamenz es un componente importante en la implementación de nuestra ofensiva eléctrica. Para el 2022, tendremos más de diez automóviles de pasajeros puramente eléctricos en serie. También seguimos impulsando la hibridación de nuestra flota. Bajo la marca EQ, estamos creando un ecosistema holístico para la movilidad eléctrica”.

La nueva planta de producción, que se encuentra a unos 50 kilómetros de Dresde, tiene previsto entrar en funcionamiento a mediados de 2018.

Cubrirá una superficie de alrededor de 20 hectáreas, como una veintena de campos de futbol. Además, se encuentra en las inmediaciones de la fábrica de baterías existente.

daimler-mercedes-benzAunque no se ha atrevido Daimler a dar datos de producción, su rango será parecido al de la primera fábrica, donde ya llevan producidas 80.000 baterías.

Hay que tener en cuenta que Daimler invierte al año unos 1.000 millones de euros en la fabricación de baterías. “Con la segunda planta de baterías en Kamenz, estamos dando el inicio inicial para el desarrollo de la primera fábrica de eBattery premium“, dijo Markus Schäfer.

“La producción local de baterías es un factor de éxito importante en nuestra ofensiva eléctrica y un elemento crucial para poder atender de manera flexible y eficiente la demanda global de vehículos eléctricos. Esto hace que nuestra red de producción esté muy bien posicionada para la movilidad futura”.

La segunda fábrica de baterías del grupo alemánes neutra en emisiones de CO2 con un balance energético cero: el enfoque de Daimler para la movilidad eléctrica es un sistema integrado, que otorga importancia clave a la sostenibilidad ya en la fase de producción.

Las instalaciones de producción se suministrarán con energía de una central combinada de calor y electricidad y una planta fotovoltaica en combinación con unidades estacionarias de almacenamiento de baterías.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Once − 8 =