Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

A Elon Musk le puede salir un duro contrincante en Europa. La empresa sueca Northvolt, dirigida por dos ex empleados de Tesla ha anunciado la construcción de una megafábrica de baterías en el norte del Viejo Continente.

Se adelanta así Northvolt a los planes de Tesla de instalar una Gigafactoría en terreno europeo, una decisión que le está costando más de lo debido, sobre todo, por las muchas novias que le han salido al fabricante de coches eléctricos y baterías de ion litio.

De esta manera, Northvolt planea una fábrica gigantesca con capacidad para fabricar baterías de ion litio por 32 GWh, divididos en cuatro bloques de 8 GWh cada una. La capacidad de la Gigafactoría de Tesla en Nevada será de 35 GWh en 2018 pero con la posibilidad de ponerla en órbita hasta los 150 GWh.

En cualquier caso, la inversión necesaria para llevar a cabo el proyecto es de unos 4.000 millones de dólares (unos 3.800 millones de euros) durante al menos seis años. Aunque todavía no tiene la ubicación escogida, Northvolt cree que necesitará al menos unos 500.000 metros cuadrados de terreno (50 hectáreas) para llevar a cabo su sueño de construir la mayor fábrica de baterías en Europa.

“Prevemos un importante déficit de baterías de iones de litio dentro de unos pocos años en Europa con la actual capacidad. Hay una ventana abierta de mercado. Tenemos un sólido plan de negocios que nos permite producir baterías de alta calidad a un precio asequible”, dice Peter Carlsson, CEO de Northvolt.

Para poder conseguir eso, Northvolt basará su fábrica en un modelo de ejecución distinto a las actuales plantas de baterías en el mundo. “Nuestro plan incluye un nuevo concepto inspirado en la industria de los semiconductores, centrándose en cuatro puntos cardinales: fabricación a gran escala, dar soluciones a medida al cliente, integración vertical y una fabricación altamente controlada en sus procesos“.

“Este es un proyecto audaz, muy complejo, pero racional. En comparación con Asia y EEUU, Europa sufre un retraso en la industrialización de la batería. Con la ambición de la sociedad europea cuando se trata de crecimiento y sostenibilidad, es necesario tomar medidas. El proyecto resuena en el mercado, ya que la demanda de los sectores de almacenamiento de energía y la automoción será enorme”, dice Paolo Cerruti, COO de Northvolt.

Pero no será Northvolt la única empresa que invierta en este proyecto. La compañía sueca ha decidido asociarse con más gente en este proyecto que les apoyan en determinadas áreas.

Así, el equipo de Northvolt se compone de ejecutivos de alto nivel con experiencia previa en posiciones de liderazgo en Tesla Motors, Sony Ericsson, Panasonic, ABB, Renault-Nissan, entre otros. “Estamos reclutando un equipo básico de más de 30 expertos de clase mundial en Estocolmo”.

Además, Northvolt ha formado un sólido gobierno con asesores que reflejan las aspiraciones y necesidades de la empresa. A través de Tom Johnstone, Bo Normark, Andreas Regnell, Hans Stråberg y Anders Ullberg, tenemos acceso a la energía en circulación y experiencia industrial. Reinhold Geijer y Harald Mix suman experiencia en el sector financiero, y Anders Kempe, Diego Pavía y Anders Sundström añaden conocimientos y experiencias de la política europea y sueca, y la formulación de políticas.

Los acuerdos de financiación de empresas y organizaciones se han realizado como Stena, Vattenfall, InnoEnergy (ecosistema de innovación europea para una energía sostenible), la Agencia Sueca de Energía y Vinnova (agencia de innovación de Suecia). Este apoyo, junto con inversiones privadas de los fundadores, sienta las bases para la primera fase del proyecto. Se necesitará financiación externa adicional en una etapa posterior.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

1 × 2 =