Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Llega el momento en el que te decides a comprar un vehículo eléctrico. Una vez hecha la inversión inicial, ahora toca hacer cálculos, ¿será más barata la recarga de electricidad de la batería o rellenar el depósito de diésel o gasolina?

Todo aquel que dispone de un vehículo convencional sabe cuántos litros consume su coche a los 100 km, y solo tiene que multiplicarlo por el precio del litro de gasolina o de gasóleo, pero ¿cómo se mide en el caso de un coche eléctrico?

Lo primero que hay que saber es cuántos kWh consume la batería de un coche eléctrico cada 100 km, que depende no solo del tamaño del vehículo sino de tu estilo de conducción, de la velocidad y de la carga. Pero en términos generales, la horquilla varía entre los 12 kWh cada 100km para un utilitario urbano y los 30 kWh cada 100km de un microbús.

Después hay que saber cuánto cuesta el kWh, que con la tarifa por horas y dependiendo de cuándo la recargues, el precio varía. Según se explica en Corriente Eléctrica, el blog de Renault para el vehículo eléctrico, si se recarga el vehículo eléctrico en el garaje de casa, una vivienda puede elegir entre tres tarifas: la tarifa común, conocida como tarifa 2.0 A., la tarifa con discriminación horaria y la tarifa del Vehículo Eléctrico. Desde 2014, la tarifa que se conocía como Tarifa Super Valle, ha pasado a llamarse oficialmente tarifa del Vehículo Eléctrico (2.0 DHS).

La tarifa del Vehículo Eléctrico comprende un total de 6 horas, desde la 1h a las 7h. Y es precisamente en ese horario cuando más barata es la electricidad y cuando se recomienda recargar el vehículo.

“Un hogar que haya contratado tarifa con discriminación horaria o la tarifa del Vehículo Eléctrico paga por su factura de la luz mucho menos que los de la tarifa común, porque no solo son horas donde el precio del MWh es mucho más barato en el mercado mayorista, sino que los peajes son también más bajos”, explica Francisco Valverde, analista y experto en el sector eléctrico, “así que si tienes un coche eléctrico, lo mejor es contratar la tarifa del Vehículo Eléctrico”.

Tomando como referencia el simulador de la factura de la luz de la CNMC, que utiliza los precios de los suministros acogidos al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC), se ha calculado cuánto saldría el consumo anual de un vehículo eléctrico que recorriera 1.500 km al mes (18.000 km al año), con un consumo de 12 kWh, y una factura acogida a la tarifa del Vehículo Eléctrico, con una potencia contratada de 3,45 kW, costaría al año 372,55 euros:

simulador-de-tarifa-cnmc

Por lo tanto, si tenemos en cuenta de nuevo el consumo de 12 kWh para recorrer 100 km con nuestro coche eléctrico cargándolo con la Tarifa del Vehículo Eléctrico (2.0 DHS), en el transcurso de este último año, costaría 1,91 euros. En el caso de un coche diésel con un consumo de 6 l/100 km, y con un precio medio en el último año de 1,0767 €/l, el coste es de 6,46 euros. Y en el caso del de gasolina, el precio medio del último año es de 1,201 €/l, por lo que saldría 7,206 euros, casi 5 veces más.

Pero recuerda que a medida que necesites acortar el tiempo de recarga de tu batería o aumentar la potencia de salida del enchufe, deberás aumentar la potencia contratada de tu suministro eléctrico, y eso supondrá un aumento de los costes de peaje.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

5 + 11 =