Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El gobierno de Canadá ha establecido que todos los edificios públicos del gobierno federal consuman energía 100 renovable en 2025. El objetivo forma parte de los esfuerzos de Ottawa por recortar las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% para el año 2030. “El progreso hacia la reducción va a llevarse a cabo mediante inversiones estratégicas en infraestructura y flotas de vehículos, la compra de energía verde y soportes para la tecnología limpia”, dijo el gobierno en una declaración online.

La ministra Federal de Medio Ambiente y Cambio Climático, Catherine McKenna, afirmó que la iniciativa estimulará la demanda de energías renovables en todo el país, teniendo en cuenta, además, los planes del Departamento de Defensa Nacional para la compra de cantidades no reveladas de electricidad renovable para sus instalaciones en la provincia occidental de Alberta.

Ottawa establecerá el nuevo Centro Medioambiental del Gobierno para evaluar la reducción de las emisiones de acuerdo con los estándares internacionales, garantizando al mismo tiempo que se alcancen los objetivos.

El gobierno tiene previsto invertir en plantas de calefacción y refrigeración en la capital nacional, que cubre servicios a más de 85 instalaciones diferentes. “Todos los departamentos se embarcarán en esta iniciativa para lograr que se haga”, dijo Scott Brison, presidente del Consejo del Tesoro de Canadá.

Este año, el gobierno federal ha destinado 2.100 millones de dólares canadienses para renovar una amplia gama de edificios gubernamentales y la remodelación de sus operaciones en apoyo de sus objetivos de energía limpia.

“El compromiso del gobierno federal para la compra del 100% de electricidad renovable a partir de fuentes como la energía solar, ya en 2025 realizará una importante contribución a la agenda de la innovación y la protección del medio ambiente de Canadá,” dijo John Gorman, presidente y CEO de la Canadian Solar Industries Association ( CanSIA).

Ottawa tiene los fondos para compensar directamente cantidades “significativas” de las emisiones de gases de efecto invernadero, mientras estimula la construcción de nuevas infraestructuras y la creación de las condiciones en las que se puedan iniciar los nuevos negocios que reivindica.

“Ser parte de la respuesta global al cambio climático traerá cambios en las decisiones que se toman por todos los consumidores de bienes, productos y servicios”, concluyó Gorman.

La capacidad solar acumulada de Canadá superó los 2,5 GW a finales de 2015, con un registro de 700 MW de nuevas instalaciones anuales, de acuerdo con CanSIA.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

12 − Ocho =