Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Uno de los grandes cambios de la nueva directiva de mercado de la energía de la UE es que las renovables pierden la prioridad de despacho, aquello por lo cual entran antes que el resto de tecnologías en el mercado.

Era una medida para favorecer a las renovables ya que se trataba de tecnologías poco maduras y necesitan un cierto apoyo para su despliegue en los distintos estados. Pero, ahora que las renovables son bastante competitivas, la UE piensa que ya no hace falta dar esa ventaja.

Ahora que se están discutiendo las distintas directivas del Paquete de Invierno en el Parlamento Europeo, donde se decidirá de qué manera van a quedar las mismas, el lobby renovable europeo ha tirado su último cartucho para tratar de convencer a los europarlamentarios de que se mantenga la prioridad de despacho.

Este es el gran caballo de batalla del sector, además de su integración en los distintos modelos de mercado que hay en Europa.

Las 10 grandes patronales del sector renovables han enviado una misiva al Parlamento Europeo para tratar de convencerlos. Así, WindEurope, SolarPower Europe, Ocean Energy Europe, European Biogas Association, EGEC Geothermal, The Association of European Reewable Energy Research Centres, European Heat Pump Association, European Solar Thermal Electricity Association, European Biomass Association y European Renewable Energies Federation han firmado el documento.

“Instamos al Parlamento Europeo para mantener la prioridad de despacho para las instalaciones ya existentes, en esos proyectos de demostración y pequeñas instalaciones hasta que las reglas del mercado de la UE sean totalmente transparentes y efectivas, asegurando una auténtica igualdad de condiciones. Esto aseguraría un enfoque progresivo hacia el desarrollo basado en el mercado de las energías renovables garantizando su crecimiento y el cumplimiento de los objetivos de la UE para 2030 y más allá”.

El sector cree que esta medida tendría un carácter retroactivo por lo que se enviaría una pésima señal al mercado, a aquellos inversores que necesitan más seguridad jurídica y previsibilidad a la hora de afrontar sus inversiones en energías renovables.

Además, creen que no se puede equiparar a una pequeño instalador de renovables con el resto de agentes del mercado de generación. No podrían afrontar las cargas que poseen las grandes empresas del sector.

Por último, el lobby cree que las renovables aún no están maduras en varios estados miembro de la UE y no podrían asegurarse las instalaciones la misma suerte en un país que en otro. Por todo ello, creen que es necesario mantener la prioridad de despacho, al menos, en las instalaciones ya existentes.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

6 + 15 =