Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El mercado global de almacenamiento de energía conectado a la red podría alcanzar una capacidad instalada total de 28 gigavatios para 2022, a partir de sólo 3 gigavatios en 2016, si una proyección de IHS Markit citada recientemente por AES y Siemens resulta correcta. Para el año 2025, las instalaciones acumuladas podrían llegar a 52 gigavatios en todo el mundo.

IHS Markit también proyecta que los precios de almacenamiento de las baterías de ion-litio seguirán cayendo, impulsando la expansión de la industria. La firma de investigación con sede en Londres proyecta los precios de los módulos de las baterías por debajo de 200 dólares por kilovatio hora para 2019 . Hace apenas un año, GTM Research proyectaba costos de 217 dólares kWh para 2020 .

En términos monetarios, IHS prevé que una tasa de crecimiento anual compuesta del 16% impulsará los ingresos de almacenamiento conectados a la red desde los 1.500 millones de dólares del año pasado a más de 7.000 millones de dólares en 2025.

AES y Siemens esperan hacerse con una gran parte de este creciente mercado a través de su empresa conjunta de baterías Fluence . Hasta la fecha, las dos empresas “han desplegado o han sido adjudicatarias de 48 proyectos que totalizan 463 megavatios de almacenamiento de energía a base de baterías en 13 países”. AES aporta a la empresa conjunta su experiencia en baterías a escala industrial, mientras que Siemens tiene experiencia detrás del contador para los usuarios comerciales e industriales. Se espera que la joint venture al 50% se cierre en el cuarto trimestre de este año.

Reflexionando sobre la proyección de IHS Markit en una presentación de resultados a principios de este mes, AES dijo que está “bien posicionada para tomar ventaja”.AES es un productor de baterías más grande que Siemens en la actualidad, con 116 megavatios de proyectos de almacenamiento de energía desplegados en todo el mundo a junio de 2016, y “con 278 megavatios adicionales en construcción o en fase de desarrollo”.

Proyectos de ambas empresas

AES tiene tres argumentos de venta para sus baterías a escala de la red: “mejorar la confiabilidad de la red eléctrica, mitigar la intermitencia de la generación renovable y reducir los costes de operación del sistema”.

Un competidor notable es Tesla, que está alcanzando a AES y Siemens en grandes contratos, incluyendo uno en Australia del Sur para 100 megavatios de almacenamiento en baterías.

Para impulsar su presencia en Estados Unidos, AES compró recientemente sPower, anteriormente el mayor desarrollador solar independiente en el país. Mientras tanto, Siemens ha fusionado su negocio de energía eólica con el fabricante de aerogeneradores Gamesa. AES y Siemens pueden tener interés en la venta de plantas solares y eólicas a las empresas eléctricas junto con baterías a precios razonables, añadiendo valor a través de la combinación de fiabilidad, integración de las energías renovables y ahorro de costes.

Sin embargo, las empresas eléctricas son tradicionalmente precavidas y lentas a la hora de cambiar, lo que podría plantear desafíos de ventas a la empresa conjunta AES / Siemens y a sus competidores.

El año pasado, una empresa de propiedad de AES Corp., Indianapolis Power & Light, no proyectó un uso significativo de las baterías hasta 2032 (ver la cuña morada oscura en la parte superior derecha del siguiente gráfico). Esto es a pesar que la eléctrica desplegó 20 megavatios de baterías AES en 2016 – una cantidad relativamente modesta en comparación con la cuña púrpura que crece a cerca de 500 megavatios en el gráfico.
indianapolis_power_and_light_energy_storage_975_730_80

Si una o ambas compañías eléctricas de AES -Indianapolis Power & Light y Dayton Power & Light– se conviertan en un cliente importante de Fluence, podría ser una señal de que las fuentes de energía renovables resistirán bien.

IHS Markit predice que el mercado de almacenamiento de energía de Estados Unidos afirmará un predominio creciente en la escena global, con una tasa de crecimiento anual (CAGR) del 21% entre ahora y 2025, superando los 1,2 gigavatios de despliegue anual en 2020.

Un total de 1,3 gigavatios de almacenamiento conectado a la red se desplegó en todo el mundo en 2016, según IHS. Se espera que la tasa de crecimiento mundial se acelere a 4,7 gigavatios anuales para 2020 y a 8,8 gigavatios anuales en 2025.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

15 − uno =