Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Insólito. Kafkiano. Caprichoso. Sorpresivo. Así es el mercado eléctrico español. Este mes de enero está arrojando unos precios récord de los últimos tres años. El precio se ha disparado por encima de los 75 euros. Algo que no se veía desde diciembre de 2013.

El Gobierno está con la mosca detrás de la oreja. Ha pedido a la CNMC que investigue el mercado eléctrico, también conocido como ‘pool’. Creen que hay algo sospechoso en la fuerte subida del precio de la electricidad de los últimos meses.

Pero claro, también hay que tener en cuenta las circunstancias. Que si no hay viento, que si no hay agua, que el carbón y los ciclos están funcionando casi como nunca. Que el petróleo ha subido bastante en las últimas semanas, que Francia ha parado no se cuantas centrales nucleares.

Todo ello es verdad, pero parece que hay más cosas que no se cuentan dentro del ‘pool’. En este mes de enero la tecnología que ha marcado más precios en el mercado eléctrico ha sido…tachán…la hidroeléctrica.

Sí, como lo leen. La que supuestamente es de las tecnologías más baratas y la que junto a la eólica hacen que caiga el precio del pool se ha convertido ante el asombro de muchos en la tecnología más cara de todas en buena parte de las horas de esta primera mitad de mes. (Ver gráfica)

tecnologias-que-marcan-el-precio

Según datos del operador del mercado ibérico de la electricidad (OMIE), la hidroeléctrica se ha convertido en la tecnología que ha marcado los precios marginalistas en el mercado. Para que se den cuenta. El color azul clarito o azul cielo donde pone Hi es Hidroeléctrica y como se puede ver copa la gran mayoría de las horas cuando la demanda es más alta (08 horas a 23 horas).

Resulta que el agua se ha convertido en un bien prohibitivo. Más caro que el gas, el carbón y casi que el petróleo se podría decir. ¿Cómo puede suceder esto? “Son las cosas que no se entienden del mercado eléctrico”, apuntan fuentes expertas del mismo. Es cierto que hay poca agua, pero no es para que se ponga a precio de oro porque generar electricidad cuesta lo mismo haya poca, mucha o ‘mediopensionista’.

Para poder entenderlo bien, os muestro este gráfico de la consultora Ingebau. Para que veáis cómo la hidroeléctrica se ha convertida en la tecnología más cara de España.

precios-pool-tecnologias

La hidroeléctrica está marcando precios de entre 70 y 80 euros en muchas horas de estos días de enero, cuando realmente el precio debería tener en cuenta solo el coste variable de la puesta en funcionamiento de la central.

Que poner en marcha una central hidroeléctrica cueste más que una central de ciclo combinado está fuera de lo normal. Por cierto, es curioso que los ciclos combinados hayan aminorado su fuerte ritmo de las últimas semanas. De repente han dejado de utilizarse. ¿Por qué si sigue habiendo bastante hueco térmico?

En esta gráfica de la consultora Ingebau se puede ver cómo se ha reducido la producción de los ciclos en los últimos días.

ciclos-combinados-produccion

Durante la noche normalmente quien marca precio es el carbón, y también algunas horas el bombeo, que es normalmente la tecnología más cara de todas con precios por encima de los 75 euros.

Ahora, solo falta que venga alguien y nos explique esto. Porque al mercado eléctrico español, con perdón, no hay dios quien lo entienda.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

6 Comentarios

  1. Muy buen articulo, pero te falta incluir la subida del gas natural que multiplico por 2 su precio en enero. por lo que el precio variable de las centrales térmicas se disparo ( incluidas algunas de carbón que usan gas natural). Eso se unido ha haber poca agua pues intenta lo posible desembalsar poca agua.

  2. No deja ser lo que desde hace años está ocurriendo en éste país; el proteccionismo que los gobiernos de turno realizan sobre grandes empresas, (eléctricas, bancos etc.) a costa de los contribuyentes, de los que sólo se acuerdan cuando necesitan sus votos. Después que los zurzan.
    ¿Para qué estan Sindicatos, oficinas de consumidores…………? Vividores que se acercan al poder.

  3. Un motivo más para SACAR a la hidráulica y la nuclear del sistema marginalista. Por si hubiera alguna duda de las motivaciones gubernamentales, el buen articulo de este diario donde aclara que el objetivo energético de estos gobernantes es hacer caja; de ahí se entiende el Impuesto al Sol y otras trabas a la autoproducción, o la subida desmesurada del término de potencia.

  4. El actual sistema de retribución de la generación no sólo está fuera de lugar en un pais que tiene una sobrecapacidad importante, sino que se presta a trampas difíciles de atajar que redundan en grandes beneficios para unos pocos: los que entienden demasiado bien ese mercado y tienen medios para manipularlo.

  5. Para mear y no echar gota. Aqui parece ser que nadie ha oido hablar del coste de oportunidad o de a qué precio deberia venderse el agua para minimizar los costes del sistema

  6. Este artículo no descubre nada. Lo que pone de manifiesto es, simplemente, cómo está diseñado el mercado de la electricidad en España. Claro que el agua marca “técnicamente” el precio del mercado en muchas horas a lo largo del año. Ninguna central que marque el precio lo hace con su propio coste marginal (coste variable) si no con el coste (menos un epsilon) del coste variable de la primera central que en el orden de merito de la casación queda sin ser casada. Es decir, con un precio más alto pero suficientemente bajo para parar la central que en el margen sustituye. El asunto es este, no otro. Es el diseño del mercado. Un diseño sin sentido porque en este mercado de la electricidad “multi tecnología” no hay libertad de entrada y sin libertad de entrada no hay equilibrios óptimos. Si hubiera libertad de entrada, no habría multitud de tecnologías transformando sus correspondientes fuentes primarias de energía en electricidad. Sólo habría una: la de menor coste medio de producción… como pasa en otros sectores donde la libertad de entrada es posible. Pero en fin, sobre esto y sus adherencias, podríamos llenar páginas y páginas. Yo ya las llené en mi tesis doctoral y en el libro que publiqué en 2004… pero entonces, el pensamiento dominante silenciaba cualquier discrepancia sobre estas cuestiones. Es el neoliberalismo, adjetivo que utilizo en su acepción científica -no como un insulto- que considera que en cualquier circunstancia los mercados son asignadores óptimos… y lo son si cumplen los requisitos que lo permiten. No es el caso del Sector Eléctrico. El diseño del mercad eléctrico español es el resultado de la aplicación doctrinaria de principios económicos convertidos en ideología.

Dejar respuesta

cinco × 3 =