Foro Davos 2015: las subvenciones a la energía deben acabar si se quiere luchar contra el cambio climático

0
Panel sobre el cambio climático en el Foro Davos 2015.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Este viernes se celebró en el Foro Económico Mundial en Davos, una mesa sobre el cambio climático en la que se dejó claro que las energías procedentes de combustibles fósiles, altas en carbono, tienen los días contados.

El profesor de la escuela de negocios Stern de la Universidad de Nueva York en Italia, A. Michael Spence, asegura que las subvenciones a la energía han ampliado las consecuencias negativas sobre el crecimiento, el desarrollo sostenible y el cambio climático. Se trata de una “política catastrófica” que produce economías distorsionadas. Los subsidios para los productores y los consumidores tienen un costo elevado. Afortunadamente, Spence señaló, están en el proceso de desaparecer.

“Tenemos que elegir entre una ruta de baja emisión de carbono de bajo consumo energético o una ruta de alto contenido de carbono de alto consumo energético que terminará de manera catastrófica”, dijo. Este experto cree que se necesitará una gran cantidad de “compromiso y creatividad” para obtener una política energética baja en carbono.

Un compromiso que tiene que llegar por parte del sector privado.  “Tenemos que incluir al sector privado de una manera que nunca hemos hecho antes. Tenemos que hacer un sólido crecimiento y hacerlo tiene un efecto en la pobreza “, dijo Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial.

El también copresidente de la Reunión Anual del Foro Económico 2015, dijo que “con un movimiento agresivo hacia mayores políticas de eficiencia energética y de transporte limpio, podríamos impulsar la economía mundial hasta en un 1,8 billones de dólares a 2,6 billones por año”.

En representación del sector privado participó Paul Polman, CEO de Unilever, quien instó a los líderes empresariales a lograr crecimiento y creación de empleo, pero bajo el prisma sostenible. En definitiva, “traducir compromiso en acciones en sus empresas”, dijo. “Tenemos la oportunidad de mostrar a los políticos que hay soluciones y que son mejores desde el punto de vista económico y sostenible. Estamos hablando de un nuevo marco moral. ¿Quieres ser el que pierde esta oportunidad?”, se preguntó Polman.

2015 es el año de la acción mundial. Si los políticos, el sector privado y las organizaciones internacionales no actúan sobre el cambio climático y el desarrollo sostenible en 2015, la oportunidad de crear un crecimiento bajo en carbono y reducir la pobreza se perderá. Este fue el mensaje de los líderes mundiales, entregado en la 45ª Reunión Anual del Foro Económico Mundial en Davos-Klosters.

El mundo está en una encrucijada crítica. Se espera que la tercera Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo en Addis Abeba en julio próximo dará lugar a un nuevo plan de trabajo para apoyar el desarrollo sostenible. La Cumbre de la ONU en Nueva York en septiembre aprobará el programa de desarrollo posterior a 2015 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En París, en diciembre, 196 países se reunirán para acordar un nuevo acuerdo sobre el cambio climático.

“Con estos eventos podemos configurar nuestra vida y el mundo para un futuro mejor”, dijo Ban Ki-moon, secretario general de Naciones Unidas. “Me siento muy alentado. La cumbre del clima del pasado mes de septiembre ha creado un nuevo impulso político. Fue una decisión de liderazgo de gran alcance para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20% para el año 2040”,dijo en el debate.

Ki-moon señaló que el desarrollo sostenible y el cambio climático son “dos caras de una misma moneda” ya que la acción contra el cambio climático también contribuirá a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, acordado por los líderes mundiales en la Conferencia Río + 20 de Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible de 2012. Sin embargo, el éxito dependerá del crecimiento, que se asocia con la contaminación y más emisiones. “El crecimiento debe ser más inclusivo y verde”, dijo. “Para el año 2030 el mundo hará una inversión masiva en infraestructuras, las ciudades y la agricultura. Si este gasto se dirige hacia un crecimiento bajo en carbono, estaremos en nuestro camino”.

El Secretario General de la ONU finalizó su intervención claro. “Os exhorto a elegir sabiamente para invertir en la vía de bajas emisiones de carbono”.

La mesa la dirigió la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Diez − Nueve =