Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El próximo día 10 finaliza el plazo para que las instalaciones de autoconsumo se inscriban en el Registro obligatorio que impuso el Gobierno cuando aprobó el decreto.

Han pasado casi 6 meses desde que se aprobara la normativa y solo 39 instalaciones de autoconsumo se han registrado. Quedan cinco días y no hay tiempo para que el resto de instalaciones lo haga. ¿Por qué no lo han hecho?

“A la hora de cumplir con este requisito las empresas se están encontrando con importantes barreras técnicas y administrativas para llevar a cabo la inscripción”, aseguran desde UNEF, la patronal fotovoltaica.

De las 39 instalaciones, este lunes se han registrado 11. Y seguramente haya decenas en los próximos días. Pero no será suficiente. Por eso, distintas administraciones, patronales, asociaciones y autoconsumidores exigen al Gobierno que extienda una prórroga hasta finales de año para poder inscribirse en el registro de autoconsumo.

Del total de las plantas registradas, solo 7 son instalaciones de 10 kW o menos, es decir, las que están exentas del impuesto al sol, y que en principio son para hogares. Hasta no hace mucho solo había una instalación de menos de 10 kW registrada.

De más de 10 kW el número de instalaciones sube levemente a 9, y las 23 restantes pertenecen al tipo 2, que son las plantas de cogeneración, energías residuales, biogás, etc.

Pero, ¿por qué se han registrado solo 39 cuando hay cientos de instalaciones de autoconsumo? Tal y como dice UNEF existen una serie de barreras que impiden a los autoconsumidores poder regisrarse.

La principal causa de que a día de hoy, con el plazo prácticamente cumplido, es la dejadez de funciones por parte del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, sobre todo, el equipo que dirige María Teresa Baquedano.

Es llamativa la pasividad de los funcionarios del Ministerio. Sabían perfectamente que faltaban varios puntos por desarrollar del decreto de autoconsumo y no se ha hecho absolutamente nada por solucionarlo.

Por ejemplo, todo lo relacionado con los Procedimientos de Operación y las Instrucciones Técnicas Complementarias al Reglamento unificado de puntos de medida del sistema eléctrico.

Este no desarrollo de los procedimientos es la causa de que las empresas distribuidoras no sepan qué hacer con los autoconsumidores, cómo cobrarles los distintos cargos (impuesto al sol incluido), etc.

Sin esa información es muy complicado poder dar el visto bueno a la instalación.

“Las dudas que tienen las compañías distribuidoras en cuanto a la aplicación del Real Decreto, está implicando que no estén dando respuestas a los instaladores de forma que éstos no pueden legalizar las instalaciones”, denuncian desde UNEF.

Otro de los problemas que conlleva el no registro de las instalaciones son las repercusiones económicas. El Gobierno impuso fuertes sanciones en el caso de que no se registre la instalación.

El abogado especializado en energía fotovoltaica, Daniel Pérez, socio del bufete Holtrop SLP, asegura que el Gobierno tampoco ha desarrollado cómo va a llevar a cabo la sanción, “ni los límites, ni los tiempos para abonarlas, ni cómo se podrán recurrir”. “Es bastante caótico todo”, asegura.

Además de UNEF, otros organismos como la Generalitat Valenciana y otras asociaciones han pedido al Gobierno que alargue el periodo de registro hasta finales de año. Ahora, el Gobierno, si no quiere meterse en líos judiciales debería dar el visto bueno a esa prórroga. Se avecina un nuevo lío con las renovables. Y todo por no cumplir con las responsabilidades. Estar en funciones desde el pasado 21D no es una excusa para no hacer el trabajo.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

18 + 2 =