La energía mareomotriz podría proveer al Reino Unido el 8% de su electricidad

0
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Imagen aérea de la costa de Swansea con el dibujo del dique con  el que realizaría el lago artificial. Imagen: Tidal Lagoon Power
Imagen aérea de la costa de Swansea con el dibujo del dique con el que realizaría el lago artificial. Imagen: Tidal Lagoon Power

La compañía británica Tidal Lagoon Power ha desvelado un proyecto para construir seis lagunas artificiales en las costas del Reino Unido que generarían hasta un 8% de la energía en el país gracias a la fuerza mareomotriz a partir de 2022.

La inversión necesaria para la construcción de las seis lagunas rondará los 30.000 millones de libras (41.191 millones de euros millones de euros) y se prevé que la infraestructura pueda estar en funcionamiento durante 120 años.

Las lagunas artificiales aprovechan el movimiento de las mareas para poner en movimiento unas turbinas instaladas en barreras artificiales construidas en el mar para generar energía.

De esta forma, el Reino Unido apostaría por producir energía a gran escala utilizando una fuente de energía renovable en las localidades de Swansea, Cardiff, Newport y Colwyn Bay (en Gales), en Bridgwater, en la región inglesa Somerset, y en la región de West Cumbria.

 

Imagen del dique que rodearía el lago artifical. FOTO: Tidal Lagoon Power
Imagen del dique que rodearía el lago artifical. FOTO: Tidal Lagoon Power

Una de las lagunas planeadas, la de Cardiff, incluye 90 turbinas a lo largo de 22 kilómetros de barreras artificiales construidas en el mar.

Un  coste competitivo

El director ejecutivo de Tidal Lagoon Power, Mark Shorrock, señaló que el proyecto que promueven es una “oportunidad” para el Reino Unido de producir energía a un coste comparable al de los combustibles fósiles o las centrales nucleares.

“Tenemos las mejores mareas para este propósito de Europa y las segundas del mundo. Ahora tenemos una forma sostenible de aprovecharnos de esta ventaja”, añadió Shorrock.

El director ejecutivo puntualizó que “todavía hay trabajo por hacer” y que colaborarán con diferentes organizaciones especializadas en el medio ambiente para entender, minimizar y mitigar el impacto del proyecto en la naturaleza.

El ministro británico de Energía, Ed Davey, señaló a la cadena pública BBC que el Gobierno ve con buenos ojos el proyecto y tiene intención de apoyarlo.

Por su parte, el director de la organización medioambiental Amigos de la Tierra en Gales, Gareth Clubb, señaló que “los planes parecen interesantes, ya que ayudarán al Reino Unido a generar energía”, pero insistió en que el impacto en la naturaleza debe ser analizado “cautelosamente”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

19 − Nueve =