Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

No es ningún secreto que el coste de la energía solar sigue cayendo a nivel mundial, pero siempre es útil tener algunos datos para ubicar dónde se encuentra la industria en estos momentos. Hoy, la firma de asesoría financiera Lazard, nos ofrece una instantánea a través de su décimo análisis anual de los costes normalizados de la energía sin subsidios para el año 2016, en su informe LCOE 10.0, en el que la firma considera que los costes de la energía solar están cayendo más rápidamente que otras fuentes de energía, y están facilitando, además, fuertes caídas en los costes de almacenamiento.

El informe muestra que los costes fotovoltaicos en las instalaciones a gran escala se abaratan un 11% hasta una banda de precios entre 46 y 61 dólares por megavatio-hora (MWh), con los costes de las instalaciones de película fina ligeramente por debajo de los costes de silicio cristalino (ver gráfico).

costes-normalizados-de-la-energia-sin-subsidios-en-2016

Esto coloca a la tecnología solar fotovoltaica a un coste inferior a todas las tecnologías de combustibles fósiles, entre los que las centrales de ciclo combinado de gas ofrecen los más baratos, en una banda que fluctúa entre los 48 y los 78 dólares / MWh. Este es el segundo año en el que Lazard ha informado de que la generación fotovoltaica a gran escala es más barata que la de los ciclos combinados de gas o cualquier otra fuente de combustible fósil. También sitúa a la fotovoltaica a un coste inferior a la mitad del coste de la generación nuclear.

Esto hace a la fotovoltaica a gran escala ligeramente más cara que la eólica terrestre, cuyo coste fue de entre 32 y 62 dólares / MWh.  Bloomberg New Energy Finance (BNEF) acaba de publicar su último informe Climatescope que revela que  los gastos de capital (CAPEX) en los costes de las plantas de energía solar fotovoltaica a escala comercial en el mundo desarrollado son inferiores a los de la eólica; sin embargo, BNEF también tuvo cuidado de señalar que la eólica todavía tiene un menor coste de generación debido a la mayor producción.

El análisis también pone a la energía solar comercial e industrial en la azotea (C & I) en una banda entre los 88 y los 193 $ / MWh, y muestra que los costes de la solar residencial han registrado una caída del 26% hasta una banda de 138 y 122 $ / MWh. Esta es, con mucho, la mayor disminución  de costes registrada de cualquier tecnología.

almacenamiento
Los costes de almacenamiento han bajado en una banda entre el 11% y el 24%, dependiendo de la aplicación.

Además de su análisis de las fuentes de energía, el año pasado Lazard comenzó a realizar análisis de los costes de las tecnologías de almacenamiento. Este año, el informe sobre El coste normalizado sin subsidio del almacenamiento 2.0  revela que el coste de las baterías de ion-litio ha registrado una caída en 2016 de entre el 11% y el 24%, dependiendo de la aplicación.

Para las plantas de respaldo, Lazard sitúa los costes normalizados de las baterías de ion-litio en una banda entre los 285 y 581 $ por MWh, sin embargo el coste baja a una banda entre 190 y  277 $ para la regulación de frecuencia. Lazard también señala que mientras que las baterías de ion-litio son más caras que las plantas de respaldo para algunas aplicaciones, algunos usos de almacenamiento de energía son atractivos en comparación con las alternativas convencionales.

“Estos usos se relacionan principalmente con el fortalecimiento de la red de energía (por ejemplo, la regulación de frecuencia, la transmisión / distribución de aplazamiento de inversión) y el acceso a los ahorros de costes y otras fuentes de valor para los usuarios de energía comerciales e industriales a través de la reducción de las facturas de servicios (por ejemplo, la reducción de los cargos por demanda) y / o participar en programas de respuesta a la demanda”, dice textualmente el informe.

Lazard hace observar que los costes de almacenamiento pueden seguir cayendo de manera importante a medida que aumente el  despliegue de esta tecnología, y cita a “fuentes de la industria” que predicen que el coste de las baterías de litio caerán cerca de un 40% en los próximos cinco años.

Esto podría significar potencialmente la sustitución de las plantas de respaldo. “Si las proyecciones de la industria se materializan, algunas tecnologías de almacenamiento de energía pueden desplazar una parte importante de la futura generación de respaldo de gas, lo cual permite potencialmente una mayor integración de la generación renovable”, señala el informe.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

2 × 2 =