Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El secretario de Energía de Estados Unidos, Ernest Moniz, ha descrito el importante crecimiento de la energía solar que, partiendo de un pequeñísimo nicho de mercado, ha avanzado hasta convertirse en la primera fuente en nueva capacidad del país, en su última declaración antes de abandonar el cargo.

Moniz, que supervisó este tipo de programas exitosos como la Iniciativa Sunshot del Departamento de Energía (DOE), dijo que la potencia instalada de energía solar que alimenta los hogares, negocios e instalaciones militares de Estados Unidos ha aumentado de 1,2 GW a 31 GW en 2016.

También informó de que los esfuerzos para reducir los costes normalizados de la energía solar fotovoltaica (PV)  han hecho ya el 90% del camino para alcanzar los objetivos iniciales de 6 centavos de dólar / kWh para la solar a gran escala; 7 centavos /kWh para las instalaciones comerciales sobre cubierta, y 8 céntavos / kWh para la PV residencial en la azotea.

“Durante la peor crisis económica desde la Gran Depresión, el presidente Obama firmó la  Ley de Recuperación y Reinversión (ARRA), que ha concedido más de 90.000 millones de dólares en crédito fiscal a la inversión para impulsar la economía de las energías limpias”, dijo Moniz. “Por esto, el DOE ha invertido más de 30.000 millones en más de 15.000 proyectos de energía limpia”.

“Estos programas han creado o sostenido decenas de miles de empleos de calidad en el sector energético de EEUU, catalizado reducciones sustanciales en el coste de las tecnologías de energía limpia, y colocan a Estados Unidos como un líder mundial en energía limpia”, añadió.

El DOE también ha dirigido los esfuerzos de investigación y de inversión para acelerar el desarrollo de la tecnología de almacenamiento en baterías a través de la Agencia de Investigación en Proyectos de Energía Avanzada (ARPA-E)  y  la financiación de los Centros de Investigación de Energía (EFRCs).

De acuerdo con la nota, los primeros 200 proyectos terminados llevaron a la creación de 36 nuevas empresas y asegurados más de 1.250 millones de dólares en fondos de continuación al sector privado. Los ejemplos de los avances tecnológicos apoyados por ARPA-E son las baterías de larga duración, totalmente recargables para el almacenamiento de energía a gran escala.

El DOE bajoel mandato de Moniz ha visto un progreso significativo en la tecnología y el despliegue solar, que han impulsado la rápida disminución de los precios de las instalaciones y el aumento del número de consumidores que participan en la revolución solar que vive en estos momentos Estados Unidos.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

4 × cuatro =