Nueve de cada diez plantas fotovoltaicas no pueden afrontar las deudas con los bancos

3
Parque fotovoltaico de T-Solar en Pozo Cañada. FOTO: T-Solar.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Las renovables están en quiebra y no pueden afrontar el pago de las deudas con los bancos. Según un informe pericial, realizado por el experto e ingeniero Alberto Ceña para el bufete Holtrop (defiende los intereses de miles de productores de renovables y de asociaciones como APPA o ACER) al que ha tenido acceso este diario, el 92% de las plantas fotovoltaicas de España no pueden afrontar los pagos a los bancos tras la última Orden de parámetros. 

El peritaje, realizado a 1.258 instalaciones fotovoltaicas, deja claro que nueve de cada diez plantas tendrán que negociar una refinanciación con las entidades de crédito, por lo que el problema es mucho más grave de lo que se piensa en el Ministerio de Industria, donde manejan datos ofrecidos por los grandes bancos de que los productores de renovables no pagarán al menos 1.000 millones de euros de sus deudas. 

Según el informe, las 1.258 plantas fotovoltaicas “presentan una pérdida patrimonial de todo el conjunto que asciende a los 211 millones de euros”. Ceña explica en el peritaje (un documento de 42 páginas) que “los costes de explotación reconocidos, sin embargo, son notablemente inferiores (un 43% en promedio) a los declarados por las plantas, lo que evidentemente afecta a la rentabilidad de los proyectos siendo además el único coste variable de las instalaciones”.

Además, el informe señala que la tasa interna de retorno (TIR) de las plantas que no pueden pagar la deuda es del 6,2%, cuando el Gobierno ha prometido una rentabilidad razonable del 7,4%. Solo las instalaciones que poseen una TIR del 11,9% podrían afrontar la situación financiera con solvencia. 

Plantas fotovoltaicas según TIR

Pero no se queda ahí la cosa. Otro indicador que redunda en este aspecto es “el notorio empeoramiento del período de retorno de la inversión (nominal, sin considerar el precio del dinero) que han sufrido la práctica totalidad de las plantas. Los resultados obtenidos indican que se ha pasado de una media de 11,1 años con las hipótesis establecidas en el momento de realizar la inversión a 14,5 años en la actualidad“.

Todo ello indica que las reglas de juego han cambiado notablemente y que los bancos tienen ahora que remangarse para refinanciar todos estos proyectos. 

Eólica

En el caso de la energía eólica, el informe pericial ha realizado el estudio sobre 21 instalaciones. Son muchas menos por varias razones, pero sobre todo, porque se trata de proyectos de mucha mayor envergadura en cuanto a potencia instalada se refiere. Además, la mayoría de los clientes de Holtrop son pequeños productores fotovoltaicos.

De las 21 instalaciones, 11 no pueden afrontar el pago de la deuda a los bancos. Y se encuentran en situación de quiebra a no ser que consigan aprobar una refinanciación con su entidad bancaria. 

Los parque eólicos presentan una pérdida patrimonial que asciende a los 213 millones de euros. Una cifra similar a la de la fotovoltaica, pero al tratarse de proyectos más grandes la cuantía es parecida. 

rentabilidad eólica

La mayor parte de la instalaciones que no pueden hacer frente a la deuda presentan rentabilidades por debajo del 5% en contraposición a las que sí, con rentabilidades superiores al 5%, siendo mucho mayor el primer grupo”, dice el peritaje.

Además, el informe evidencia un empeoramiento del período de tiempo de retorno de la inversión Se ha pasado de 10 años para obtener el retorno de un parque eólico a algo más de 13 años.

El último decreto de renovables y la consecuente Orden de parámetros de retribución también han trastocado los planes de otras instalaciones como la cogeneración o la mini hidráulica. El ingeniero Ceña también ha estudiado algunos casos en el peritaje. Por ejemplo, de las tres mini hidráulicas estudiadas todas podrían afrontar el pago de la deuda, algo parecido a las dos plantas de cogeneración que han estudiado

En definitiva, los datos dejan claro que la reforma energética “ha supuesto que en muchos casos los proyectos no lleguen a la rentabilidad razonable objetivo, lo que supone un incumplimiento de la propia regulación y no alcanzar la suficiente generación de recursos para atender el servicio de la deuda”.

Este informe pericial ha sido entregado como parte dentro de los cientos de litigios que se han interpuesto en el Tribunal Supremo contra el decreto de renovables y la orden de parámetros de retribución. 

Queda por conocer el informe que presente la Abogacía del Estado, y si el Ministerio los da a conocer, que todo indica que sí, los informes de las consultoras Boston Consulting Group y Roland Berger.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

3 Comentarios

Dejar respuesta

uno + seis =