Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La generación récord de energía eólica y solar, así como los aumentos en la producción hidroeléctrica debidos a un invierno muy húmedo, han hecho posible que la generación de electricidad renovable en marzo y abril en EEUU superara a la nuclear por primera vez desde julio de 1984, cuando Ronald Reagan era presidente.

Hay que hacer observar que los datos de la Administración de Información de Energía (EIA) no incluyen la energía solar distribuida y que durante la mayor parte del tiempo, la generación hidroeléctrica convencional sigue siendo la principal fuente de electricidad renovable. No obstante, una de las ventajas de estos datos es la aparición de la eólica en la última década como una parte importante del mix energético estadounidense. La industria eólica de Estados Unidos instaló más de 8 gigavatios en 2015 y lo hizo de nuevo en 2016 y ahora cuenta con más de 84 gigavatios de capacidad instalada.

Otro punto a destacar es la contribución relativamente reducida de la energía solar, que se encuentra entre la geotermia y la biomasa en su contribución anual. EEUU instaló 14,5 gigavatios de energía solar el año pasado, un 95% más que en 2015. Y aun así, más del 60% de toda la capacidad de generación de electricidad a gran escala que entró en funcionamiento en 2016 provenía de las tecnologías eólica y solar, según EIA.

Es cierto que la suma total de la generación de las energías renovables apenas alcanzó el total de la generación nuclear, y EIA espera que la producción nuclear mensual supere de nuevo a las energías renovables este verano y genere más electricidad que las renovables para el el conjunto del 2017.

Pero la energía nuclear ha permanecido esencialmente plana durante décadas en alrededor del 19% del total generado en Estados Unidos. Las variaciones en la producción nuclear se derivan de las paradas programadas de la planta y del ritmo lento pero constante de los cierres de plantas nucleares.

La primera planta nuclear puesta en marcha en el país después de 20 años, la Watts Bar 2 de Tennessee Valley Authority (TVA), se desconectó en marzo después de cinco meses de operación comercial. La TVA está examinando un fallo en el mecanismo del condensador antes de que la planta pueda volver a conectarse.

Mientras estamos en el tema de la energía nuclear, The New York Times acaba de informar que los hackers rusos han penetrado recientemente en las redes informáticas de generadores de energía, incluyendo la Wolf Creek Nuclear Operating Corporation, el operador de una central nuclear en Kansas. “No hubo absolutamente ningún impacto operacional en Wolf Creek”, dijo un portavoz a Bloomberg News.

Y si bien las energías renovables y la energía nuclear podrían estar funcionando a la par, hay que tener en cuenta que la suma de carbón y gas natural representó aproximadamente el 65% de la generación eléctrica en 2016.       

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

2 × cuatro =