Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Las renovables en Reino Unido van viento en popa. Si entre abril y septiembre de 2016, el país produjo por primera vez más electricidad a partir de la energía solar que la generada a partir de carbón, en el cómputo anual la eólica es la gran triunfadora.

Por primera vez en la historia del Reino Unido, en los últimos doce meses, sus parques eólicos han producido más electricidad que sus centrales eléctricas de carbón. El carbón generó el 9,2% de la electricidad en el año 2016 en comparación con el 22,6% de 2015. Mientras tanto, el viento generó el 11,5% de la electricidad.

La caída de la generación térmica se debe a un aumento en los impuestos sobre el carbono y a los bajos precios del gas, lo que ha provocado que estas plantas ya no sean tan económicas y su producción haya caído hasta un 59% solo en 2016, la caída más baja desde 1935. Además, el parque de viejas centrales térmicas de carbón se va reduciendo paulatinamente en el Reino Unido, hoy ya solo cuenta con diez centrales en funcionamiento, porque su objetivo es que se cierren antes de 2025 las que aún operan y restringir su uso antes de 2023.

Los parques eólicos generaron 39 teravatios hora de electricidad en 2016, en comparación con los 31 TWh generados por las centrales de carbón, según Carbon Brief, lo que ha mejorado sus propias previsiones antes de la publicación de estos datos oficiales.

Pero el objetivo para el Gobierno de Theresa May no son las renovables sino convertir el gas como el suministrador energético “central”, y mientras se construyen nuevas centrales de ciclo combinado a lo largo de esta década, las renovables están ganando la batalla.

Ya ocurrió durante unos días antes de final de año, donde se alcanzó un récord de renovables. El país produjo más del 40% de su electricidad a partir de fuentes renovables el día de Navidad, la cuota más alta alcanzada hasta ahora y la energía eólica representó tres cuartas partes de la energía limpia generada, mientras que casi el 25% restante correspondió a la energía fotovoltaica.

Unas cifras que superaron a las de 2015, cuando la combinación de la energía solar fotovoltaica, la eólica y la bioenergía logró que las renovables del Reino Unido volcaran a la red más energía que nunca y lograran una cuota del 25% en el mix energético del país, superando por primera vez en la historia a la generación de carbón gracias, sobre todo, a la producción fotovoltaica, que creció un 115% en el último año.

Reino Unido ha demostrado que la eólica y la solar fotovoltaica son complementarias: en verano, la energía del sol genera más electricidad, mientras que las turbinas de viento son las más productivas en invierno.

Como resultado de estos cambios, las emisiones de CO2 procedentes de la generación eléctrica en Reino Unido en 2016 fueron la mitad que en 2010. El año pasado se registró una reducción particularmente significativa, del 20%.

Pero la partida todavía no ha acabado. La decidida apuesta por el gas ha provocado que la electricidad proveniente de los ciclos aumentara de manera significativa, hasta un 42,7%, por encima del 29,5% en 2015, y las ayudas a la fotovoltaica se han reducido drásticamente, por lo que en los próximos años podría cambiar la balanza.

Evolución de la generación de electricidad en Reino Unido 2009-2016.
Evolución de la generación de electricidad en Reino Unido 2009-2016.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

veinte + veinte =