Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Elon Musk ha vuelto a alumbrar al mercado energético con sus nuevos productos con los que piensa romper el mercado de autoconsumo ya no solo en EEUU sino en todo el mundo.

El visionario empresario, propietario de Tesla, SolarCity y otros grandes proyectos, presentó ayer las que serán sus dos grandes estrellas para la generación, almacenamiento y consumo eléctrico de las viviendas.

Lo más novedoso son los techos solares. Es el producto estrella de SolarCity. La última apuesta de Tesla para desarrollar el autoconsumo.

Consiste de unas células fotovoltaicas con aspecto de tejas que forman un tejado perfecto, como el de cualquier hogar. No parece que se esté produciendo energía con ello. Parece como un tejado de pizarra. Musk ha presentado varios tipos de tejas para que el consumidor elija lo mejor para su casa.

Encima, ha destacado Musk que sus tejas son mucho más resistentes y poseen una duración mayor que la de los tejados actuales. Puede aguantar cualquier inclemencia del tiempo.

Cambio de modelo

El objetivo de Musk es cambiar el actual modelo energético. Para el propietario de Tesla, es el consumidor el que tomará el relevo y tendrá poder para producir energía, almacenarla y consumirla.

bateria-powerwall-2

El plan de Musk es que los hogares contraten los techos solares de SolarCity (si no puede pues unos paneles solares), almacene la energía generada en su nueva batería Powerwall 2, que será la que se pondrá a la venta más pronto que tarde en España a través de Bornay, y con la energía almacenada, regular el consumo y poder cargar el coche eléctrico, a poder ser Tesla.

La nueva batería Powerwall 2 tiene el doble de capacidad para almacenar que su anterior versión. Se va hasta los 13,5 kWh. Sorprende que haya hecho esto cuando este año decidió dejar de vender la de 10 kWh porque la mayoría de los hogares les sobraba capacidad, amén de su precio.

Según ha explicado Tesla, esta batería podría sin ningún problema abastecer energía a una casa con cuatro habitaciones durante las 24 horas del día. Para eso habrá que tener mucho techo solar para poder generar esa energía.

Está previsto que Tesla ponga la venta de las baterías en las próximas semanas. Lo malo, es su precio. Solo la Powerwall 2 se va a 5.500 dólares. Si a eso le sumas los techos solares, un Tesla y su cargador, pues es una muy buena idea para los más ricos del pueblo, pero la gran mayoría tendría complicado poder acceder a todo esto.

Supuestamente, con los años todo esto será más accesible. A ver cómo se desarrolla y si consigue hacerlo rentable para la empresa.

Os dejamos el vídeo de la presentación

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

cinco × 4 =