Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Era cuestión de tiempo que alguien cogiese la idea y lo transformara en un nuevo producto. Al poco de nacer este diario, les contamos en un vídeo superoriginal como una persona sería capaz de calentar una habitación con solo tres velas pequeñas, como las que se venden en IKEA.

Pues bien, ahora una empresa italiana, llamada Egloo, ha decidido comercializar este producto. Consta de una especie de iglú pequeño de barro en el que se instalan tres velas encendidas y se tapa con una cubierta.

El calor desprendido de las tres llamas calienta el barro que a su vez hace aumentar el calor de tal manera que se pueda mantener a buena temperatura una habitación. Y además, muy barato.

Según los propietarios de la empresa, una recarga completa de Egloo calienta su habitación durante 5 horas por menos de 10 centavos. En total, el costo mensual es de unos pocos euros.

Lo único para preocuparse es el fuego. No es buen compañero de viaje. No hace falta que recordemos sucesos pasados, pero en este caso, hablamos de velas muy pequeñas y que si no es porque se le dé una patada al iglú o algo parecido no debería suceder nada ya que está tapado.

Egloo es un producto hecho a mano, totalmente diseñado y fabricado en Italia y está disponible en 4 modelos diferentes: natural, coloreado, acristalado y texturado, disponible en muchos colores.

En solo cinco minutos, ya tienes un calefactor doméstico. La idea está funcionando y la empresa está vendiendo muchísimos Egloo por todo el mundo. Un claro ejemplo de cómo la cosa más simple puede triunfar.

“Vendemos Egloo durante años en todo el mundo y la satisfacción de nuestros clientes es el mejor regalo que recibimos todos los días”.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

Once + 17 =