Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

El ‘impuesto al sol’ incluido en el Real Decreto de Autoconsumo aprobado por el Gobierno en octubre de 2015, podría empezar a tener las horas contadas. Tal y como adelantaba este diario hace unas semanas, todos los partidos políticos, excepto el PP, han presentado, hoy miércoles, 25 de enero, una Proposición de Ley de medidas urgentes de fomento del autoconsumo eléctrico.

Los representantes del PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos, ERC, PDeCAT y Compromís han presentado esta iniciativa en nombre de todos los grupos parlamentarios de la oposición al Gobierno y han confiado en que “pronto” exista una nueva norma legal.

Han exigido que el Gobierno no la vete y han advertido de que esta mayoría podría levantar dicho veto.

José Donoso, director general de UNEF, se ha congratulado de que “hoy es un día histórico para el autoconsumo, se recupera el sentido común”.

En el mismo sentido, el vicepresidente de la Fundación Renovables y miembro de la Plataforma para un Nuevo Modelo Energético, Jorge Morales de Labra, ha afirmado que el autoconsumo eléctrico supone “ahorrar en la factura de la luz y hacerlo sin ningún tipo de subvención” y ha incidido en que habría menos exposición a las variaciones de los precios de los combustibles.

Morales ha señalado que esta nueva norma contempla una simplificación de la energía sobrante que posteriormente se inyecta a la red.

La energía autoconsumida estará exenta de todo tipo de cargos y peajes y los excedentes de las instalaciones de generación asociadas al autoconsumo estarán sometidos al mismo tratamiento que la energía producida por el resto de las instalaciones de producción, al igual que los déficit de energía que los autoconsumidores adquieran a través de la red de transporte o distribución estarán sometidos al mismo tratamiento que los del resto de consumidores.

Podrían desarrollarse mecanismos de compensación simplificada entre déficit de los autoconsumidores y excedentes de sus instalaciones de producción asociadas, que en todo caso estarán limitados a potencias de éstas no superiores a 100 kW.

En cuanto al régimen sancionador, pide que la infracción por autoconsumo sea como máximo el 10 % de la facturación anual por consumo de energía eléctrica.

La portavoz de Energía del grupo parlamentario socialista, Pilar Lucio, ha valorado que la mayoría parlamentaria pueda aprobar una nueva normativa que elimine el impuesto al Sol que es “injusto”, mientras que el diputado de En Comú Podem Josep Vendrell, ha criticado que el ministro de Energía Álvaro Nadal señale que implica costes y una menor recaudación por IVA.

“Es absolutamente impresentable este argumento”, ha dicho, al tiempo que la diputada de Ciudadanos Melissa Rodríguez también ha criticado que al Ejecutivo no le preocupe bajar el precio de la luz sino estos ingresos impositivos.

“Apostamos por un modelo con autoconsumo como otros modelos europeos y el Gobierno quiere ponerse una venda ante una realidad que llegará a regularse en España”, ha insistido.

Rodríguez ha reiterado que existe una capacidad para generar infraestructura suficiente para asumir el autoconsumo colectivo descentralizado y ha pedido al Ejecutivo “no poner vallas al campo”.

El diputado de PDeCAT Ferran Bel ha recordado que en Cataluña las instalaciones de autoconsumo se han paralizado, no sólo por los costes asociados sino por el mensaje que se transmitía a los usuarios y ha reafirmado la voluntad parlamentaria de promocionarlo.

También, el diputado de ERC Joan Capdevila ha señalado que hoy se inicia el camino para hacer justicia a las pequeñas empresas y a las familias que apostaron por la energía fotovoltaica y desde Compromís se ha mandado un mensaje a los “miles de arruinados por la estafa” de este tipo de energía ya que “recuperarán sus derechos”.

Un apoyo de hace un año

Y esa unidad viene de hace ya casi un año, en febrero de 2016, cuando todos los partidos políticos con representación en ese momento en el arco parlamanetario, a excepción del PP y UPN, firmaron un acuerdo por el cual iban a modificar la Ley del Sector Eléctrico con el objetivo de tumbar el actual decreto de autoconsumo y por tanto eliminar el impuesto al sol.

Para conseguirlo, según ha podido saber este diario, se incluyen en la Proposición de Ley unas fórmulas que consisten en poner “una disposición final que diga que la Ley entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el BOE, excepto las medidas de la ley que impliquen un aumento de los créditos o disminución de los ingresos en relación con el presupuesto vigente, que no entraran en vigor, en la parte que comporte afectación presupuestaria, hasta el ejercicio presupuestario siguiente…”.

Algo que por ejemplo Unidos Podemos realizó en su Proposición de Ley sobre el Salario Mínimo y que obligó finalmente al Gobierno a pactar con el PSOE una nueva subida salarial.

De esta manera, todos los partidos políticos podrán tumbar sin oposición por parte del Gobierno el denominado impuesto al sol. Y más después de contar El Periódico de la Energía en exclusiva el informe del Gobierno en el que vetaba la nueva propuesta de autoconsumo porque dejaría de recaudar una serie de impuestos si se llevaba a cabo esta Proposición de Ley.

En definitiva, el Gobierno y su impuesto al sol quedan totalmente acorralados por el resto del arco parlamentario y más tarde o más temprano se verá suprimido al no tener aliados en este caso.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

18 + Trece =