Abengoa ve en la salida a bolsa en EEUU su tabla de salvación

1
El exCEO de Abengoa, Manuel Sánchez Ortega en un desayuno informativo. FOTO: EFE.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

 

El CEO de Abengoa, Manuel Sánchez Ortega en un desayuno informativo. FOTO: EFE.
El CEO de Abengoa, Manuel Sánchez Ortega en un desayuno informativo. FOTO: EFE.

La empresa de energía y medio ambiente Abengoa confía en que logrará cumplir su objetivo de deuda gracias a la salida a bolsa en junio en Estados Unidos de su filial Abengoa Yield, que aglutina las plantas energéticas y líneas eléctricas desarrolladas por la matriz.

En una entrevista con Efe Dow Jones, el consejero delegado de la compañía, Manuel Sánchez Ortega, ha señalado que “el objetivo es que la deuda neta de Abengoa a nivel corporativo para este año sea de dos veces el ebitda, desde 3,7 veces en 2012 y 2,5 veces en 2013” y que tras la salida a bolsa “este objetivo ha quedado perfectamente alineado”.

Esta reducción en el ratio supondrá que la deuda neta corporativa quedará a finales de año por debajo de los 2.000 millones de euros, desde los 2.421 millones que sumaba al cierre del primer trimestre.

El resto de la deuda, los 6.087 millones no recurrentes vinculados a proyectos, “se irá traspasando a Abengoa Yield a medida que se vaya quedando con los proyectos de concesiones de Abengoa”, es decir, cuando estén terminados y generen ingresos.

El “yieldco” es la última herramienta financiera utilizada por Abengoa para encontrar financiación. Se trata de una compañía cotizada que controla activos que generan flujos de caja estables y predecibles, como plantas de generación de energía con acuerdos de compra de suministro a largo plazo.

“Cuando tienes una necesidad agudizas el ingenio y Abengoa ha sido siempre tremendamente pionera en temas de financiación”, defiende Sánchez Ortega.

“Si nos comparas con la Abengoa que éramos hace 15 años o con las empresas españolas que se han quedado en la financiación bancaria, parece que estemos en el hiperespacio”, ha señalado Sánchez Ortega, “pero si nos comparas desde el punto de vista financiero con multinacionales como General Electric o Siemens, son tremendamente mucho más sofisticados”.

Para Sánchez Ortega, la diversificación e internacionalización, no sólo de los ingresos, sino también de las fuentes de financiación, ha sido uno de los pilares de crecimiento de la compañía.

Actualmente, el 70% la financiación a largo plazo de Abengoa procede de los mercados de capitales y el 30 % de la bancaria. Y dentro del mercado de capitales, “entre el 50 % y el 60 % es norteamericano y el resto, europeo”.

“Hemos querido hacer un tránsito ordenado de financiación bancaria a financiación de mercados de capitales”, explica Sánchez Ortega, “y sabíamos que para alcanzar esa dependencia de los mercados de capitales era muy importante estar en el mercado de capitales norteamericano, el más profundo y sofisticado del mundo”.

Biocombustibles

La próxima operación financiera en Abengoa podría proceder de su negocio de biocombustibles. “Hay quien dice que Abengoa Yield ha puesto encima de la mesa una joya que mucha gente no veía, pero tenemos otra joya, que es el negocio de bioenergía”, apunta.

El negocio de bioenergía de Abengoa representaba a finales del primer trimestre del año un 28% de los ingresos y un 19% del ebitda del grupo.

Después de más de 10 años trabajando en el desarrollo tecnológico de biocombustibles, la compañía alcanzará un hito este año con la entrada en operación de su primera planta de segunda generación de etanol a partir de biomasa a nivel comercial en Estados Unidos, la planta de Hugoton, en el estado de Kansas.

“Una vez que se alcance ese hito, se van a abrir muchas opciones para Abengoa”, concluye Sánchez Ortega, plenamente convencido de que la “revolución de la bioenergía no tiene marcha atrás”. 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail
Compartir
Artículo anteriorEndesa renueva dos años más con la ACB por 11 millones
Artículo siguienteLas gasolinas se disparan y tocan máximos anuales

Dejar respuesta

tres × 2 =