Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Los avances técnicos y la reducción de costes de las energías renovables están consiguiendo mejorar su rentabilidad y eficiencia. Tanto es así que pueden competir en el mercado eléctrico sin necesidad de primas.

Y ya se está demostrando. El sistema de subastas de renovables que se lleva organizando en Alemania desde hace más de una década ha cambiado. El país germano es el último de la UE que se sube al carro de las subastas bajo la normativa europea, a principios de este año, que exige a los estados miembros conceder incentivos a través de sistemas de concurrencia competitiva.

El gobierno alemán ofrece un precio fijo para los nuevos proyectos que se presentan en las subastas, pero para evitar la construcción desbocada de parques eólicos y fotovoltaicos, ha reestructurado sus mecanismos de apoyo con un sistema de pay-as-bid, por el que los ganadores de la subasta reciben el incentivo al que ofertan, haciéndolos competir entre sí para suministrarlos a la tarifa más barata posible.

A partir de ahí, los desarrolladores pujan en la subasta para que sus proyectos puedan obtener acceso a la red. De esta manera se alienta que las ofertas oferten cerca o por debajo del esperado precio de mercado, una medida necesaria para garantizar que puedan obtener la licencia para ejecutar el proyecto. Las ofertas a precio cero sirven también para protegerse de los que ofertan a precios negativos, empresas que ya pueden permitírselo porque sus parques eólicos y sus plantas solares funcionan al cien por cien de su capacidad.

Así que ahora, el regulador alemán de la red eléctrica está comenzando a aprobar licitaciones para construir lo que serán los primeros parques eólicos marinos que dependen enteramente de los precios de mercado en lugar del apoyo gubernamental y el subsidio.

La decisión de Bundesnetzagentur (BNetzA) permite acuerdos de compra de energía para los 1.490 MW eólicos que se construirán en el Mar del Norte. Los desarrolladores prometieron suministrar electricidad a un promedio ponderado récord de 4,40 euros megavatio hora, menos de una décima parte del anterior acuerdo de compra de eólica marina.

Las ofertas están “muy por debajo de cualquier expectativa”. Muy por debajo del precio de mercado de la energía en Alemania, al caer un 3,8% este año hasta los 30,10 euros megavatio hora.

De hecho, las compañías Energie Baden-Wuerttemberg (EnBW) y Dong Energy van a vender la electricidad que producen sus parques eólicos a un precio lo suficientemente rentable para no necesitar el apoyo del gobierno. EnBW ha confirmado que su oferta de electricidad será a coste cero adicional para la red, lo que sugiere que confía en la fortaleza de los precios al por mayor o que ya tiene un comprador para su generación eléctrica.

“Este es el primer gran paso que advierte a las otras energías renovables de que es posible competir sin primas en el mercado y por tanto una gran noticia para los contribuyentes alemanes”, ha anunciado David Hostert, analista de energía eólica de Bloomberg New Energy Finance, “tres de las cuatro ofertas ganadoras son proyectos que dependerán principalmente del mercado mayorista de energía”.

Aunque la previsión de precio de las ofertas en esa ronda era de unos 55 euros por megavatio hora, Vattenfall AB ofertó por 49,90 euros por megavatio hora, alcanzando un récord desconocido hasta entonces.

El proyecto más importante es la instalación He Dreiht de 900 megavatios de EnBW con una oferta de cero euros por megavatio hora, lo que va a ejercer presión sobre los oferentes en las próximas rondas para seguir ofreciendo precios más bajos.

“¡La eólica marina ya funciona sin subsidios!”, ha proclamado Hostert, “es el momento del aterrizaje lunar”.

Las otras ofertas ganadoras son los proyectos Dong Energy Borkum Riffgrund West, Gode Wind 3 y Northern Energy OWP West, todas en el Mar del Norte.

Pero, ¿qué ocurrirá en el futuro? La próxima subasta alemana de energía eólica marina está prevista para abril de 2018 con un volumen de 1,55 GW, lo que sumará 6,5 GW en total en 2020. Las parques eólicos cubren sólo el 1% de la capacidad offshore potencial del Mar del Norte, pero ese porcentaje aumentará en tan solo unos pocos años.

La Fundación Eólica Marina alemana ha confirmado que los resultados de esta subasta han sido tan bajos que el gobierno va a elevar su objetivo de capacidad total por encima de los 15 GW para 2030. Y esto solo es un suma y sigue.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

tres × 3 =