Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Una de las grandes sorpresas en la subasta de renovables ha sido la desconocida Brial Energía, una empresa familiar aragonesa que se ha conseguido aupar hasta el cuarto puesto en el podium de los ganadores. Pero, ¿quién es Brial Energía?

Pertenece al Grupo Brial, la constructora más potente de Zaragoza liderada por Carlos Briceño padre, e hijo, y según reza su web, inició su andadura hace casi 90 años, pero no fue hasta 1940 cuando empezó a dedicarse al sector de la construcción. Su actividad principal apenas sale de los límites de la capital aragonesa, donde ha creado todo un emporio del ladrillo. Conjuntos residenciales, edificios de viviendas y hoteles, que suman más de 7.000 viviendas, pero también ha hecho sus ‘pinitos‘ fuera, con complejos urbanísticos en Mallorca, en la Bahía de Cádiz, y en Villanúa y Sabiñánigo, en el corazón del Pirineo Aragonés.

Durante la etapa de vacas gordas de la construcción en España, el Grupo Brial decide iniciar su andadura en el sector de la energía. En el año 2001 crea una compañía de distribución de electricidad tras la liberalización del mercado del año 1997.

Pero es en 2004 cuando constituye Fuerzas Eléctricas de Zaragoza SL, para participar en un 75% de Enática Energías Renovables junto con Savia Capital Innovación, la sociedad de capital riesgo adscrita a la Corporación Empresarial Pública de Aragón, a través de Aragón Desarrollo e Inversión. En 2009 se hace con el 100% de la compañía, al venderle su participación la Administración pública, pero su interés por el sector ya está en pleno frenesí.

Un año antes promueve la Cátedra Brial de Energías Renovables de la Universidad de Zaragoza, pero también participa como patrono en la Fundación para el Desarrollo de las Tecnologías del Hidrógeno en Aragón, fomenta la investigación en I+D de energías limpias, promueve programas de formación, jornadas de divulgación y concede premios y becas en energías renovables.

Desde entonces, el Grupo Brial ha puesto en marcha cinco instalaciones fotovoltaicas en Zaragoza (que suman 8,2 MW), una en Huesca (1 MW) y otros 3 MW en Teruel. Además, realiza instalaciones de autoconsumo y de cubiertas solares, instalaciones solares térmicas y de biomasa en viviendas unifamiliares y complejos residenciales, y ofrece servicios de auditoría en eficiencia energética.

Sin embargo, en eólica no tiene ni un solo megavatio instalado. En su web señala cuatro parques en promoción que suman 72 MW, todos ellos en Aragón, muy lejos de los 237,5 MW ganados en la subasta, además de algunos proyectos rurales de mini-eólica.

Habrá que esperar al menos seis meses para conocer cuáles serán los emplazamientos de los megavatios ganadores, aunque todo apunta a que se quedarán en Aragón.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

cinco × uno =