Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Una veintena de alcaldes europeos, entre los que se encuentran la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y la de Barcelona, Ada Colau, han hecho pública una carta, a través de distintos medios, en la que critican la decisión de la Unión Europea que permite medidas que aumentan la contaminación en las grandes ciudades y por tanto que perjudica gravemente a la salud pública.

“Creemos que esta decisión es injusta y equivocada. La introducción de unos umbrales de emisión para permitir que sean violados es inaceptable. No se puede permitir que se imponga a las autoridades públicas la obligación de cumplir con las normas de contaminación y que al mismo tiempo el sector de la automoción, tenga luz verde para infringirlas”, aseguran los alcaldes en la misiva.

Ante esta decisión, los alcaldes (también los de ciudades como París, Amsterdam, Bruselas o Milán) exigen a los estados miembros de la UE que rectifiquen y protejan la salud de los conciudadanos europeos.

“Hacemos un llamamiento a los gobiernos de toda Europa para que utilicen todos los medios políticos y jurídicos que estén a su alcance para asegurar que las normas de contaminación del aire se apliquen de manera coherente en todos los sectores de la industria. La salud de nuestros ciudadanos depende de ello”, afirman en la carta.

Cabe destacar que grandes ciudades como Londres, Berlín o Roma no han apoyado esta carta. Justo, pertenecientes a países con los más potentes fabricantes de vehículos de Europa.

Los alcaldes firmantes creen que no es posible cumplir con los acuerdos de la COP21 de París si no se reducen las emisiones de las grandes ciudades. “El 70% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero se producen en las ciudades. La aplicación exitosa del Acuerdo de París, en el que se expuso este punto, depende en gran medida de la actuación de las ciudades”.

La carta publicada se rebela contra la decisión de la UE, pero también señala al culpable de la contaminación de las ciudades, que no es otra, que la industria del automóvil. Ahora bien, ¿tendrá algún efecto esta carta?

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

2 Comentarios

  1. ¡ Cómo nos toman el pelo ! Es precisamente Colau la que favorece a la industria del automóvil y perjudica al ciudadano cuando le obliga a cambiar de coche cuando está en plena madurez, que no vejez.

    Propone cambiar el vehículo a los 10 años de vida, aunque haya circulado muy pocos Km. Supongo que Colau, con su sueldo de alcaldesa y otros cargos que ocupa, se puede permitir un cambio de vehículo cada pocos años, pero la inmensa mayoría de Barceloneses NO, NO PUEDEN.

Dejar respuesta

cinco × 1 =