Colombia, Portugal y España se adjudican concesiones eléctricas en Brasil

0
Líneas de transmisión de energía eléctrica.
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Empresas de Colombia, Portugal y España figuran entre las que se adjudicaron 21 de las 24 concesiones de transmisión de energía que Brasil ha subastado y cuyos contratos prevén inversiones por 11.600 millones de reales (unos 3.625 millones de dólares), informaron fuentes oficiales.

La colombiana ISA a través de su controlada Cteep, se adjudicó una de las concesiones individualmente y otras dos en consorcio con el grupo brasileño Taesa.

La española Cymi Holding obtuvo tres concesiones en un consorcio con el fondo FIP Brasil Energía, mientras que el grupo portugués EDP Energías fue vencedor en una de las subastas.

La Cteep no participaba en subastas de concesión de licencias de transmisión en Brasil hacía cinco años.

El gran vencedor en la subasta fue el grupo brasileño Equatorial, que en su primera subasta de concesiones eléctricas se adjudicó siete contratos.

Los vencedores tendrán derecho a tender y a operar por 30 años las líneas de transmisión que se adjudicaron.

La subasta realizada por la Agencia Nacional de Energía Eléctrica (Aneel) obtuvo una tasa de éxito del 92% debido a que el regulador se proponía atraer inversiones por 12.583 millones de reales (unos 3.932 millones de dólares) en caso de que hubiese adjudicado los 24 contratos.

De las 24 concesiones ofrecidas, 14 fueron disputadas por diferentes empresas, siete fueron adjudicadas al único grupo que presentó oferta y tan sólo tres tuvieron que ser canceladas por falta de interesados.

La Aneel informó igualmente que los vencedores ofrecieron cobrar por la energía transmitida precios en promedio en un 12,07% inferiores a los máximos exigidos por el regulador, lo que también le confiere éxito a la subasta.

En una de las subastas el concesionario se comprometió a cobrar una tasa en un 28% inferior a la establecida.

El regulador de Brasil le adjudica las licencias a las empresas que se comprometen a cobrar las menores tasas por la energía transmitida.

La de este viernes fue la primera subasta de concesión de licencias para tender y operar líneas de transmisión de energía eléctrica en Brasil desde que Michel Temer asumió como presidente con plenos poderes tras la decisión del Congreso de destituir a Dilma Rousseff el 31 de agosto pasado por irregularidades en la presentación de las cuentas públicas.

El propio Gobierno calificó el resultado como un éxito debido a que en las últimas subastas la Aneel casi no consiguió atraer interesados, firmó pocos contratos y obtuvo tasas de transmisión muy próximas a las que esperaba.

En la subasta anterior, en abril, tan sólo fueron adjudicadas 14 de las 24 concesiones ofrecidas.

Para el director de la Aneel, José Jurhosa Junior, la gran disputa por las concesiones y las bajas tasas ofrecidas muestran la “mayor confianza de los inversores” en el país y en el sector de energía y garantizan un “éxito fantástico” en la subasta.

“Al comienzo estábamos con temores, hasta el punto que retiramos la licitación y cambiamos las condiciones para mejorar el grado de atracción, pero el apetito de los inversores nos sorprendió”, dijo por su parte el ministro de Minas y Energía, Fernando Coelho Filho.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

9 + 16 =