Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Ingenieros de medio mundo trabajando durante décadas. Miles de millones invertidos por los distintos estados para tratar de conseguir un sueño: tener energía infinita y limpia. Hablamos de la fusión nuclear.

Son muchos los pasos que se han dado para lograr el objetivo. Hay varios trabajos importantes, entre ellos el ITER, pero el paso más grande para hacer realidad ese sueño lo han dado ahora dos jóvenes físicos de la Universidad Tecnológica de Chalmers.

Hasta ahora, la comunidad científica se ha encontrado un muro en el desarrollo de esta tecnología. Cuando se ponían a trabajar con el reactor y lo ponían en funcionamiento, veían que había mucho descontrol con algunos electrones. Son lo que se denomina electrones fuera de control.

Estos son los electrones con una energía extremadamente alta que de repente y sin previo aviso pueden acelerar a velocidades increíblemente altas por lo que pueden destruir la pared del reactor.

Los estudiantes de doctorado Linnea Hesslow y Ola Embréus han dado con la solución. Han ideado una nueva técnica para decelerar efectivamente estos electrones fugitivos mediante la inyección de “iones pesados”, tales como el neón o argón, en el reactor.

nuclear-fusion-breakthrough-2

“Cuando somos capaces de desacelerar de manera efectiva los electrones fuera de control, estamos un paso más cerca de un reactor de fusión funcional”, dice Linnea Hesslow.

Hesslow y Embréus han creado un modelo que puede predecir con eficacia el comportamiento de los electrones. Y además sin interrumpir el proceso de fusión.

Los últimos avances procedentes del MIT daban alguna esperanza a los científicos de medio mundo de que la fusión nuclear es posible. Consiguieron batir el récord de presión en un reactor de estas características.

Para la joven Hesslow la fusión nuclear aún está lejos de llegar a la meta. “Antes se va a llegar a Marte que lograr la fusión nuclear”. Conseguir temperaturas como las que hay en el centro del Sol o incluso superiores aquí en La Tierra no es una tarea fácil.

Por eso, estos jóvenes investigadores piden a los estados más medios para que la comunidad científica siga en esta carrera que podría ser la solución a todos los problemas. El mayor logro científico.

Algunos hablan de que sería posible en la segunda mitad de este siglo, pero para eso se necesitan más jóvenes como Hesslow y Embréus, y mucho dinero.

 

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

13 + 4 =