EDF acepta una indemnización mínima de 446 millones para cerrar una central nuclear

0
Central nuclear de Fessenheim (Francia).
Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La eléctrica estatal EDF ha aprobado el acuerdo establecido con el Gobierno para recibir una indemnización de como mínimo 446 millones de euros para el cierre de la central nuclear de Fessenheim, la más antigua de las que están en servicio en Francia.

Según revelaron fuentes sindicales a la emisora “France Info”, seis miembros del consejo de administración de EDF se pronunciaron en favor de esa indemnización y otros seis (los representantes de los trabajadores) en contra.

Al final fue el presidente, Jean-Bernard Lévy, cuyo voto tiene más peso, el que decantó el consejo, que sobre la base de este dictamen podrá pronunciarse más adelante sobre el cierre efectivo de esta central, ubicada en Alsacia, junto al río Rin, con dos reactores de 900 megavatios.

Esa decisión no se producirá, en todo caso, mientras la empresa no consiga las autorizaciones administrativas necesarias para continuar la construcción de su nueva central atómica de Flamanville, en la costa de Normandía, con la tecnología EPR.

Poner fin a la actividad de Fessenheim era, cuando fue elegido en 2012, una de las promesas electorales del presidente francés, el socialista François Hollande, que finaliza su mandato en mayo.

Aunque se hiciera efectiva, esa clausura no ocurrirá hasta finales de 2018, que es cuando está programada la entrada en servicio del complejo de Flamanville.

Hollande y su ministra de Ecología, Ségolène Royal, que en su ley de transición energética han fijado el objetivo de reducir el peso de la energía nuclear en la producción eléctrica del 75 % actual al 50 % en el horizonte de 2025, intentan dar los pasos necesarios para hacer irreversible el cierre de Fessenheim.

Sobre todo, teniendo en cuenta que el candidato de la derecha a las presidenciales de abril-mayo y favorito en las encuestas, el ex primer ministro, François Fillon, ha dicho que si llega al poder la central alsaciana seguirá en funcionamiento.

Los trabajadores del complejo (la plantilla se compone de 800 personas) están totalmente en contra del cierre y han organizado acciones de protesta en los últimos días.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

14 + veinte =