Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

La energía solar fotovoltaica a gran escala ha añadido más de 9 gigavatios (AC) de capacidad a la red eléctrica de Estados Unidos en 2016, lo que la convierte, por primera vez en la historia, en la fuente de combustible dominante en lo que a nuevas instalaciones se refiere, según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos (EIA) .

El gas natural no se quedó atrás, al agregar 8 gigavatios de nueva capacidad y la eólica sumó casi 7 gigavatios, según la EIA. En total, eólica, solar y gas natural sumaron el 93% de la nueva capacidad, mientras que un poco de energía hidroeléctrica y nuclear completan el mix de combustibles de la nueva capacidad eléctrica instalada (ver gráfico)

eia-solar-2016

Cuando la solar distribuida se incluya en el recuento, el papel de la energía solar en la nueva capacidad de Estados Unidos será aún más importante. GTM Research prevé que a lo largo de 2016 se habrán añadido unos 2,5 gigavatios (DC) de proyectos solares fotovoltaicos residenciales, lo que arrojará un total estimado para el año de 14 gigavatios (DC) -o 11,2 gigavatios (AC) para usar términos EIA – cuando los proyectos comerciales y residenciales se hayan contabilizado.

La EIA reconoce que su total anual podría ser un poco más bajo ya que sólo se basa en adiciones reportadas y no proyecciones. Hay discrepancias que podrían no poner a la energía solar por delante del gas natural. “Este año, como en casi todos los anteriores, las adiciones de capacidad previstas en diciembre son mucho mayores que en cualquier otro mes,” dice la EIA.

En los últimos años, la fiebre de las adiciones de diciembre se debía a la inminente expiración de los créditos fiscales a la inversión al final del año. Con la extensión del crédito fiscal por inversión federal solar a finales de 2015, sin embargo, podría haber un menor número de proyectos de energía limpia pendientes de cerrase antes de que acabe este año. De hecho, ya ha habido un cierto traspaso de proyectos de energía solar de 2016 a 2017.

También hay estar atentos a la manera de presentar los informes. GTM Research investiga las adiciones en corriente continua (DC), mientras que la EIA utiliza la corriente alterna. GTM pronostica, pues,  10,2 gigavatios (DC) de nuevas instalaciones solares a gran escala en 2016. Una cifra que cuando se convierte a corriente alterna , baja a poco menos de 8 gigavatios (AC), que es inferior a los 9,5 gigavatios (AC) de la EIA.

A pesar de los debates que suscitan los datos a finales de diciembre, el aumento de la energía solar en 2016 es innegable. El dominio de energía solar como fuente de energía nueva no se limita a California, aunque constituye la mayoría de las adiciones. Carolina del Norte ha instalado más de un gigavatio de solar a gran escala, y Nevada, Texas y Georgia completan los cinco primeros puestos del ranking, tal y como se puede apreciar en este otro gráfico. La cantidad de energía solar a gran escala instalada en 2016 en EEUU es mayor que la suma de las instalaciones de los tres años anteriores, según la EIA.

mapa-de-nuevas-instalaciones-en-eeuu-en-216-eia

Las adiciones de energía eólica fueron ligeramente más bajas que el año pasado, a pesar de que EEUU conectó su primer parque eólico marino este año. La nuclear también aparece en la lista por primera vez en décadas, después de que la Autoridad del Valle de Tennessee conectara a la red la central Watts Bar 2, 43 años después de que comenzara su construcción.

Artículos relacionados:

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedintumblrmail

Dejar respuesta

2 × uno =